6.5 C
Guadalajara
22 febrero 2024
InicioLocalLa peligrosa "ratonera" del Nudo de los Faroles se cobra dos heridos...

La peligrosa «ratonera» del Nudo de los Faroles se cobra dos heridos en accidente de tráfico

Dos personas --una mujer de 47 años y un hombre de 50 años-- tuvieron que ser trasladados al Hospital de Guadalajara tras la colisión entre un turismo y un camión tráiler

-

Tantos años de una obra mal planteada y peor ejecutada han normalizado una situación de constante peligro para los conductores que tienen que pasar por el Nudo de los Faroles. A fuerza de quejas y de un flujo de tráfico insufrible, hace ya muchos años que se logró un acceso directo desde Cabanillas por la N-320 hacia Madrid que evitara colapsar aún más esa vía de entrada hacia la A-2 y hacia Guadalajara por la Estación. Poco más se ha mejorado. En la tarde del miércoles, antes de que anocheciera, se produjo un accidente, grave, que se saldó con dos heridos y recordó las deficiencias de este laberinto de calzadas.

Accidente en el Nudo de los Faroles el 8 de septiembre de 2021. (Foto: Bomberos de Guadalajara)

Dos personas –una mujer de 47 años y un hombre de 50 años– tuvieron que ser trasladados al Hospital de Guadalajara tras la colisión entre un turismo y un camión tráiler, ante un conocido concesionario de coches, dentro del término de Cabanillas del Campo pero a escasos metros del de Guadalajara, en pleno «Nudo de los Faroles». De hecho, la regulación del tráfico y de todo el dispositivo la realizó la Policía Local de la capital.

La mujer, que iba en el turismo, fue trasladada en una UVI móvil y el hombre, que viajaba en el camión, fue traslado en ambulancia al Hospital Universitario de Guadalajara.

El aviso se produjo a las 18.44 horas.

Acceso a las Urgencias del Hospital de Guadalajara en julio de 2021. (Foto: La Cronic@)
Acceso a las Urgencias del Hospital de Guadalajara en julio de 2021. (Foto: La Cronic@)

Una calzada mal señalizada y peligrosa

La calzada había sido repintada en las inmediaciones hace pocos días, intentando reducir las confusiones que la falta de marcas en la vía causa a los conductores menos habituales del lugar. La incertidumbre es especialmente peligrosa en dos puntos: decidir cómo se entra a la N-320 desde Madrid, abocados a un estrecho puente con dos carriles mal indicados, y también confirmar que se va por el sentido correcto en las curvas que hay que hacer para llegar a la calle Francisco Aritio, sobre todo cuando la pintura no es ni recuerdo, como suele suceder. A todo esto se ha sumado en los últimos años el cada vez más intenso tráfico pesado, camino de las naves de logística.

Lo que sí se ha conseguido interrumpir, al menos por el momento, es la plaga de alcances de camiones sobre turismos en la entrada a ese nudo desde la autovía A-2, en el largo carril de acceso, junto al pórtico con radar. Allí, hace meses, los reiterados atascos pillaban por sorpresa a los conductores de tráilers, incluso a los que querían seguir camino hacia Zaragoza e iban por el carril derecho, a menudo con fatales consecuencias.

Más información: