20.8 C
Guadalajara
19 junio 2024
InicioSucesosLa peripecia de dos rescatados en la Sierra Norte de Guadalajara

La peripecia de dos rescatados en la Sierra Norte de Guadalajara

Lo que pasaron los rescatados y sus rescatadores se ha conocido ahora, cuando lo ha confirmado en todos sus detalles la Comandancia de Guadalajara. No tiene desperdicio.

-

Agentes de la Guardia Civil de Guadalajara, ayudados en este caso por un voluntario que era buen conocedor de la zona, pudieron rescatar a una pareja, de 69 y 49 años, que se había perdido en la Sierra Norte.

La peripecia que pasaron se ha conocido ahora, cuando la ha confirmado en todos sus detalles la Comandancia de Guadalajara. No tiene desperdicio.

Estas personas se encontraban alojadas el día de Año Nuevo en una casa rural de la localidad de Matallana. Habían salido para hacer una ruta por los alrededores y se perdieron entre Matallana y Roblelacasa.

El día 1 de enero, la patrulla en servicio del Puesto de Jadraque recibió un aviso después de que, a través del 062, se hubiera informado de la desaparición de dos personas en la zona de la sierra, entre Campillo de Ranas y Matallana, cerca del río Jarama. En este caso, a los a los agentes se les pudieron facilitar incluso las coordenadas y el número de teléfono móvil de uno de los desaparecidos.

Los desaparecidos, con móvil, vieron antes a sus rescatadores

Aunque la búsqueda se inicio de inmediato, tanto las condiciones del terreno (con los caminos forestales en muy mal estado) como la falta de luz a esas horas de la tarde, hicieron muy complicada la búsqueda en esos momentos.

En torno a las 20.45 horas, los agentes contactaron con los desaparecidos por el citado teléfono móvil, con la sorpresa de que los excursionistas les confirmaran que estaban viendo en la distancia las luces del coche patrulla de la Guardia Civil.

A partir de ahí, los agentes iniciaron el descenso hasta el río Jarama. Llegados al cauce, comprobaron que no había forma de continuar, por el elevado caudal que llevaba el río ese día. Fue en ese momento cuando localizaron, providencialmente, a un buen conocedor de esos parajes, que les planteó un nuevo itinerario que podría ser válido para llegar hasta los senderistas necesitados de auxilio.

Estos agentes, más el voluntario y junto a una patrulla del puesto de Cogolludo que se había incorporado a las labores de rescate, emprendieron camino. La marcha no terminó hasta bien pasada la medianoche, cuando llegaron al lugar donde se encontraba la pareja de excursionistas. Se les proporcionó abrigo y alimentos y se inició el regreso a los vehículos, «buscando la mejor accesibilidad para minimizar riesgos, ya que una de las personas auxiliadas, por su edad y condiciones físicas, requería el apoyo en un bastón», según se ha detallado a este diario.

A las dos menos cuarto se alcanzan, al fin, los vehículos de la Guardia Civil, a bordo de los cuales fueron trasladados de vuelta a la casa rural de Matallana, pudiendo dar por finalizada esta inesperada forma de empezar 2023, para los rescatados y para sus rescatadores.


Más información: