Patrulla y agentes de la Policía Nacional.
Patrulla y agentes de la Policía Nacional.

La Policía Nacional detuvo el pasado viernes a una adolescente. A esta menor de edad se la considera autora de un robo con violencia. Lo habría cometido días antes, el lunes de esa misma semana, el pasado 19 de abril, en una céntrica calle de Guadalajara. Presuntamente, robó a una anciana por el método del “tirón”. Como consecuencia de esa violenta acción, la víctima tuvo que ser hospitalizada por las lesiones que se produjo al golpear contra el suelo. De resultas de ser arrastrada, la anciana fue atendida en Urgencia de la rotura de un brazo (fractura de húmero) y también del maxilar superior.

Tanto o más inquietante que la descripción del suceso, de por sí impresionante, es el perfil que traza la propia Comisaría de Policía de la supuesta autora.

Tras varias averiguaciones, los agentes encargados de este caso lograron identificar y arrestar a la adolescente, que ya contaba con numerosos antecedentes policiales por hechos similares. Ahora tendrá que responder ante la Justicia por la presunta comisión de un delito contra las personas.

Perdió el calzado tras cometer el tirón

La Policía Nacional fue alertada el viernes por una llamada al 091, en la que se solicitaba su presencia, al haberse producido un robo con violencia e intimidación.

Al llegar al lugar de los hechos, los agentes se encontraron con una mujer de avanzada edad que estaba siendo asistida por los servicios médicos. Varios testigos detallaron a los agentes lo sucedido.

Entre los datos aportados, fue revelador el que la presunta autora hubiera perdido el calzado cuando huía del lugar con el botín. ¿Y qué botín? Un teléfono móvil y 50 euros.

Más información: