18.3 C
Guadalajara
10 julio 2024
InicioSociedadLas clases de religión, cada vez más desiertas en Guadalajara

Las clases de religión, cada vez más desiertas en Guadalajara

En la provincia de Guadalajara cursa Religión el 55% del alumnado de la enseñanza obligatoria. Es una cifra de deserciones mucho mayor que en el conjunto de Castilla-La Mancha, región en la que asiste a estas clases cerca del 75%

-

La propia Iglesia Católica reconoce que en Guadalajara son ya casi tantos los alumnos que van a clase de Religión como los que «pasan» de entrar a un aula para recibir estas enseñanzas. Pedro Moreno, que es el delegado de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara en esta materia, sostiene que en la provincia de Guadalajara cursa Religión el 55% del alumnado de la enseñanza obligatoria. Es una cifra de deserciones mucho mayor que en el conjunto de Castilla-La Mancha, región en la que asiste a estas clases cerca del 75%

En Castilla-La Mancha, para ser profesor de religión se está a lo establecido desde 2007 por un real decreto. También se exige a los candidatos un certificado del Registro Central de Delincuentes Sexuales, o permiso para acceder a esos datos, con lo que se acredite que no han sido condenados por sentencia firme por algún delito contra la libertad e indemnidad sexual.

Diferencia entre públicos y concertados

Con la entrada en vigor en enero de 2021 de la última reforma educativa, la conocida como Ley Celaá o Lomloe, la clase de religión dejó de contar para el cálculo de la nota media del curso. El centro debe garantizar la atención educativa al alumno en las horas en las que sus compañeros acuden a esta clase. Hasta ese momento, según recogía la Lomce del Partido Popular, la religión tenía asignatura alternativa y, sobre todo, su nota contaba para el expediente.

La situación de Castilla-La Mancha es similar a la de otras regiones, como Castilla y León. Allí, según los datos de 2021, un 72,1 por ciento de los alumnos de Educación Primaria asistían a Religión mientras que a nivel nacional la cifra se quedaba en el 59,49 por ciento. Obviamente, existe mucha diferencia entre los alumnos de los centros públicos y de los concertados, donde la asistencia supera con creces el 90 por ciento.


Más información: