Trabajadores en una nave de logística de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Trabajadores en una nave de logística de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

El Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ha mejorado un 5,9 por ciento en Castilla-La Mancha en el cuarto trimestre de este año en relación al trimestre anterior. Sin embargo, hay que destacar que esta es la región que experimenta un repunte más bajo a nivel nacional.

En términos nacionales, el indicador de confianza subió un 10,5% en el cuarto trimestre de este año en relación al trimestre anterior, su mayor alza desde el comienzo de la serie, en 2013.

Hasta ahora, el mayor repunte se había registrado en el tercer trimestre de 2013, cuando se experimentó un aumento de la confianza del 5,5%.

Recuperación tras el batacazo de la primavera

Este fuerte incremento de la confianza empresarial se produce tras el nulo crecimiento registrado en el tercer trimestre y el desplome del 26,9% que sufrió entre abril y junio por la crisis sanitaria.

El INE precisa que la recogida de información para elaborar este indicador se produjo entre el 15 de septiembre y el 5 de octubre, mientras que en el trimestre anterior tuvo lugar al finalizar el estado de alarma en España.

El repunte de la confianza empresarial registrado en el cuarto trimestre es resultado de la mejora tanto del indicador de expectativas como del de situación.

En concreto, el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas) se situó en -41,3 puntos, frente al descenso de 47,2 puntos registrado en el trimestre anterior.

Sólo el 8 por ciento espera resultados favorables

Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será favorable entre octubre y diciembre de este año se ha situado en el 8,1%, cifra superior a la del trimestre anterior (7,7%).

Al mismo tiempo, el porcentaje de empresarios que opinan que su negocio marchará de manera normal ha aumentado hasta el 42,5%, mientras que los empresarios que se muestran pesimistas sobre la evolución de su negocio ha bajado desde el 54,9% del trimestre anterior al 49,4%.