28.4 C
Guadalajara
7 junio 2024
InicioSociedadLa Teleasistencia no es cosa de hombres: tenemos los datos

La Teleasistencia no es cosa de hombres: tenemos los datos

La Teleasistencia es un servicio público gratuito que atiende a todas las personas mayores de 70 años de la región que lo solicitan y también a las personas dependientes. Más de los dos tercios de los usuarios son mujeres.

-

El Servicio de Teleasistencia en Castilla-La Mancha llega actualmente a unos 71.000 usuarios y la intención desde la Junta es poder superar los 90.000 usuarios en el 2028. Ese objetivo sería posible de cumplirse los propósitos del contrato con la empresa adjudicataria, que trabaja desde Guadalajara para toda la región. Lo seguirá haciendo al menos hasta el 1 de abril de 2028, por un importe de casi 43 millones de euros.

Entre las nuevas mejoras están la ampliación de unos 3.600 terminales al mes durante los 4 próximos años, así como la implantación de nuevos dispositivos inteligentes.

Estos y otros datos los ha ofrecido la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, durante una visita al centro de atención telefónica del Servicio de Teleasistencia de Castilla-La Mancha, cuya sede regional se encuentra en un conocido edificio de oficinas de Guadalajara y que seguirá gestionando la empresa Tunstall Televida.

La idea es que anualmente se incorporen unos 5.000 nuevos usuarios. «Queremos dar una mayor cobertura a toda la dependencia», ha dicho tras remarcar que Castilla-La Mancha ha sido calificada este año como la comunidad autónoma con mejor gestión de dependencia a nivel estatal y que la teleasistencia «facilita mucho la calidad de vida en el hogar».

Más capacidad para detectar peligros en el hogar

Así, el nuevo contrato incorpora más dispositivos de geolocalización en los hogares para poder detectar caídas, fugas, humos o inundaciones, e incluso el no retorno al hogar del mayor servirá de alerta para avisar a la familia, ha señalado Torijano, destacando otros datos relevantes a nivel regional como el hecho de que el 94% de los usuarios que lo demandan sean mayores de 70 años y, especialmente que el 70% sean mujeres y el 40% sean personas que viven solas.

Y en el caso concreto de Guadalajara ha señalado que actualmente hay unos 7.700 usuarios, de los cuales unos 5.100 son mujeres y 2.600 son hombres, por lo que ha aprovechado para animar a la población masculina a solicitar la teleasistencia porque «es muy necesaria para que todos estemos más tranquilos y cuidados».

El nuevo servicio sigue marcado por el uso por parte del usuario de la herramienta del botón rojo como un sistema totalmente fiable y conocido, pero la nueva empresa va a implementar otra serie de tecnologías que sin embargo no van a afectar para nada a la persona que usa el servicio sino que vendrán aplicadas sobre la base de datos, permitiendo, entre otras cosas, conocer mejor a dicho usuario y si en un corto espacio de tiempo ha sufrido, por ejemplo, varias caídas, poder anticiparse a ello.

Botón rojo, inteligencia artificial y medio rural

Torijano ha hecho también mucho hincapié en la digitalización del servicio y en la inteligencia artificial, destacando como uno de los beneficios del nuevo contrato pasa por llegar a la digitalización del 95% de los terminales teniendo en cuenta que a día de hoy el porcentaje se sitúa en el 21%, algo necesario «para poder avanzar en la era digital», ha subrayado.

«Queremos llegar a las zonas rurales y seguir aportando a nuestra ley de lucha contra la despoblación la calidad y calidez de todos los servicios que llevamos y una de las patas fundamentales es la atención a los ciudadanos y uno de los recursos fundamentales es la teleasistencia», ha abundado tras insistir en que la intención del Gobierno regional es poder llegar «a cada rincón de la región».

Las oficinas de Guadalajara cuentan con 76 operadores y más de 170 trabajadores empleados en una prestación que llega a 836 municipios de Castilla-La Mancha, lo que representa el 90% de las localidades de la región y que es «de las más valoradas» por los ciudadanos porque «genera muchísima tranquilidad y seguridad» tanto al usuarios como a la familia.

«A día de hoy las personas mayores confían mucho en este servicio», ha abundado la consejera, satisfecha de que desde el Gobierno regional puedan seguir ampliando esta cobertura.

Torijano ha querido recordar también a los medios de comunicación que se trata de un servicio público gratuito que atiende a todas las personas mayores de 70 años de la región que lo solicitan y también a las personas dependientes. Al igual, con el fin de evitar posibles estafas o engaños, ha querido advertir a los mayores de que este servicio no se presta a domicilio salvo con cita previa ya que se trata de una prestación que se realiza de forma telemática y coordinada con las familias en caso si se realiza alguna atención más presencial.

Por su parte, Abel Delgado, director general de Tunstall en España, ha puesto el acento en la importancia que tiene la digitalización para permitir avanzar en la personalización de la atención a los usuarios y en la teleasistencia predictiva gracias a herramientas de inteligencia artificial y afrontar mejor la soledad no deseada, sobre todo en las áreas rurales.


Más información: