Por el parque natural del Río Dulce.
Por el parque natural del Río Dulce.

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha destacado el atractivo del Parque Natural del Barranco del Río Dulce, que ha visitado este miércoles. El responsable regional lo ha puesto como ejemplo del atractivo de los entornos naturales de Castilla-La Mancha en este verano. También ha recordado que, desde 2015, el Barranco del Río Dulce ha recibido más de 37.200 visitantes, que son los registrados a través de los dos Centros de Interpretación que tiene el Parque Natural, el de Mandayona y el de Pelegrina, con una presencia muy significativa de colegios.

Escudero y Bellido, en Mandayona.
Escudero y Bellido, en Mandayona.

Pelegrina y Mandayona

“Para que se hagan una idea del atractivo de la zona –ha afirmado– durante los meses de julio y agosto de este año, el Centro de Interpretación del Parque en Mandayona ha recibido 332 visitantes, y el de Pelegrina a 2.800, una media de más de 50 personas al día para el Parque”.

El Parque Natural del Barranco del Rio Dulce cuenta con 8.348 hectáreas, y entre sus actividades, ofrece cuatro itinerarios interpretativos pata conocer la zona, que en este año han disfrutado 150 participantes.

A través del programa ‘Vive Tú Espacio’ de la Consejería de Desarrollo Sostenible se puede disfrutar durante los meses de septiembre y octubre de forma gratuita de diferentes actividades medioambientales, tanto talleres como rutas, que tienen como protagonistas a las aves del parque, a su cabaña ganadera y a su vegetación.

Centro de interpretación de Mandayona.
Centro de interpretación del Río Dulce en Mandayona.

Pedagogía contra los incendios

Por otra parte, Escudero ha recorrido la exposición ’50 años de conocimiento y prevención de incendios forestales en España’, en la que colabora con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, inaugurada en agosto en el Centro de Interpretación de la Dehesa de Corduente, en Guadalajara, y que del 5 al 13 de septiembre se encuentra en el Centro de Interpretación de Mandayona.

Una exposición itinerante cuya filosofía se alinea con la campaña de prevención contra los incendios forestales del Gobierno de Castilla-La Mancha “haciendo especial hincapié en la sensibilización ciudadana pidiendo responsabilidad en nuestros comportamientos a la hora de disfrutar del medio natural”, ha remarcado Escudero.

Limpieza reiterada este verano

A la belleza del entorno ha contribuido el personal de Geacam, que se ha dedicado con especial ahínco a mantener limpios estos y otros parajes. Se calcula que el 70% de las tareas realizadas durante el verano por las cuadrilllas han sido la limpieza, adecuación y recogida de residuos, actuando en unas 60 áreas recreativas y zonas de baño.

Estos equipos, como ha recordado Escudero, comenzaron sus trabajos el 1 de julio con una media de 100 trabajadores diarios, y sus labores se prolongarán hasta el 17 de septiembre, “pues consideramos que están cumpliendo con creces sus objetivos, entre los que se encuentran informar y sensibilizar a los ciudadanos que este verano han multiplicado sus visitas a nuestros espacios naturales debido a las actuales circunstancias que vienen determinadas por el COVID-19”, ha dicho.

Así, solo en la provincia de Guadalajara se han recogido hasta la fecha más de 1.530 kilos de basura en diversas áreas naturales. En concreto, en el Puente de San Pedro, en el Parque Natural del Alto Tajo, y en la zona de los pantanos.

En este sentido, el consejero ha querido hacer un llamamiento a la ciudadanía para que “cuiden y respeten los espacios naturales por los efectos que los residuos pueden tener a nivel medioambiental y porque pueden incrementar el riesgo de incendios”, recordando que estamos en época de alto y hay que seguir actuando con prudencia.

Más información: