El cazador de 46 años de edad que estaba siendo atendido en la localidad toledana de Navahermosa tras haber recibido un disparo en el pecho durante una jornada de caza ha fallecido, según confirma el Servicio de Emergencias 112 de Castilla-La Mancha.

La Guardia Civil de Toledo ha abierto investigación para esclarecer las circunstancias de la muerte del cazador al recibir un disparo en el pecho mientras cazaba en la provincia de Toledo, un suceso que ha ocurrido en concreto en el término municipal de San Martín de Montalbán, y no en Navahermosa como se informó en un primer momento.

Así lo han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno a Europa Press para LA CRÓNICA, que han precisado que el fallecido era de nacionalidad portuguesa, aunque por el momento se desconoce si residía en España o ha viajado para cazar, toda vez que hoy arrancaba la media veda.

La Policía Judicial y la Guardia Civil no descartan ningún escenario por el momento, aunque todo apunta a que ha recibido el disparo de manera accidental.

El suceso ocurría a las 9.30 horas en la conocida Finca Retamosilla, justo el día que arranca la media veda de caza.

Al lugar de los hechos han acudido un médico de urgencias, un helicóptero sanitario y una ambulancia, además de la Guardia Civil.