El Gobierno murciano ha anunciado este jueves la interposición de un recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional por el trasvase del Tajo al Segura aprobado por el Gobierno nacional para el mes de diciembre, que contemplaba el envío a Levante de 7,5 hectómetros cúbicos de agua para abastecimiento humano y ninguno para regadío.

Así lo ha anunciado el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Antonio Luengo, en la rueda de prensa del Consejo de Gobierno, quien ha advertido que el Ejecutivo murciano agotará "todas las vías legales para que el Gobierno de la nación nos dé el agua que nos corresponde".
Se trata de una decisión "injustificada y arbitraria", por lo que se inicia la vía judicial tras conocer "este último ataque del Gobierno de la nación al trasvase Tajo-Segura".

El Ejecutivo regional ha dado el visto bueno a la interposición de un recurso contencioso administrativo ante la decisión, formalizada mediante la publicación el pasado viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la Orden por la que se autoriza un trasvase desde los embalses de Entrepeñas-Buendía, a través del Acueducto Tajo-Segura, de 7,5 hm3 para el mes de diciembre de 2019.

El recurso contencioso administrativo se interpondrá ante la Audiencia Nacional, al ser una norma dictada por una Administración central.

Hay que recordar que anteriormente se envió un requerimiento previo por la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente al Ministerio por la anterior decisión, adoptada en el mes de noviembre, de no trasvasar tampoco entonces agua para riego, ha recordado Luengo.