Una de las detenidas, a su llegada a dependencias policiales. (Foto: Guardia Civil)
Una de las detenidas, a su llegada a dependencias policiales. (Foto: Guardia Civil)

Policía Nacional y Guardia Civil han colaborado para conseguir desarticular, al menos provisionalmente, la banda “Forty Two”. Este grupo, al que fuentes policiales consideran una auténtica organización criminal, actuaba desde la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz y se nutría, en parte, de las adolescentes que captaba en Azuqueca de Henares.

Se han practicado siete detenciones, con tres menores de edad entre los arrestados, por los delitos de pertenencia a organización criminal, extorsión y detención ilegal. Según se destaca desde la investigación, “inducían a los menores captados a abandonar su domicilio familiar y les obligaban a financiar sus actividades por medio de robos y venta de estupefacientes”.

La voz de alarma cundió tras la desaparición de varias menores de edad en Azuqueca de Henares. Al cabo de un tiempo, se llegó a la conclusión de que su marcha estaba vinculada a la actividad de captación de nuevos miembros que llevaban a cabo los responsables del “capítulo” de Torrejón de Ardoz de la banda latina “Forty Two”.

Ritual de iniciación: agresiones físicas y pago de cuotas

Los jóvenes eran sometidos a un ritual de iniciación, en el que se les obligaba a abandonar su domicilio. Se les aseguraba que la banda actuaría como una familia para ellos.

En estos rituales, los aspirantes debían soportar agresiones físicas y, además, se les exigía el pago de una cuota y la asistencia a reuniones semanales. Para poder financiar las actividades de la banda, utilizaban a los menores, forzándoles a cometer pequeños robos y a vender sustancias estupefacientes.

Los “Forty Two”, entre las bandas latinas más extendidas

Si recordamos los datos disponibles en 2015, en aquel año sobresalieron por su actividad seis bandas latina en España, por este orden: los «Latin Kings», los «Ñetas», los «Dominican don’t play», los «Forty Two», los «Trinitarios» y los «Blood». 

Las primeras noticias sobre los «Forty Two» datan de comienzos de 2006, cuando en los bajos de Azca, un ecuatoriano de 25 años muere acuchillado por cinco miembros los «Forty Two».

Cuando la Audiencia Provincial de Madrid condena al dominicano Stalin R.L., miembro de los «Forty Two», recuerda que se trata de grupo de personas con origen familiar en esa isla caribeña y que se creó en agosto de 2005, con «una estructura jerárquica y entre cuyos fines se encuentra la realización de actividades criminales». Con el tiempo, la vinculación nacional se disipó tanto que hace pocos años se produjo la detención , también en la zona de Azca, de un ecuatoriano al que se identificaba como «Rey Coronado» de la banda «Forty Two», y que fue señalado como el autor material del apuñalamiento de otro ecuatoriano.

Más información: