Paco Núñez, en su primera comparecencia tras la derrota electoral el 28M frente a García-Page.
Paco Núñez, en su primera comparecencia tras la derrota electoral el 28M frente a García-Page.

El candidato del PP a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha querido felicitar al candidato del PSOE, Emiliano García-Page, por su victoria electoral a pesar de haber mejorado sus resultados con respecto a 2019, una mejoría «insuficiente» y que se ha quedado corta por «un puñado de votos en Ciudad Real».

Núñez, que ha comparecido en rueda de prensa para analizar los resultados de estas elecciones autonómicas, ha hecho también hincapié en que «muchos compañeros» del PP han obtenido «excelentes resultados» en las municipales y dejan a los ‘populares’ «en condiciones de gobernar en las cinco capitales» de la región, así como en otros municipios importantes como Talavera de la Reina o Puertollano.

El candidato ‘popular’ ha incidido en que «sea por mil o por uno –los votos», Castilla-La Mancha «ha hablado y ha optado por una mayoría absoluta del PSOE». «Aunque estamos satisfechos por el trabajo realizado, y yo en primera persona, no ha sido suficiente, es incuestionable», ha proseguido.

Quedan ahora, ha dicho, días de «ver pueblo a pueblo el resultado» para analizarlo, pero no ha dado pistas sobre su futuro al frente del PP de la región, afirmando que seguirá «trabajando por Castilla-La Mancha» como lleva haciendo desde que comenzó a liderar al partido.

Asimismo, ha felicitado al PP nacional en la figura de su presidente, Alberto Núñez Feijóo, quien es, ha dicho, «el gran vencedor de las elecciones, con una victoria «rotunda» en España.

Y ha aprovechado para mostrar su reconocimiento a interventores, apoderados y empleados de su partido por haber hecho que el PP «haya tenido un despliegue por toda la Comunidad Autónoma».

Con respecto a la posibilidad de llegar a acuerdos con Vox para sumar y poder gobernar en la mayoría de las capitales de la región, Núñez ha pedido «dejar pasar los días» para que se abran negociaciones. «Lo que procede es serenar la política, bajar los decibelios de la campaña y poner los resultados en su justa medida y ver cuáles –acuerdos– pueden ser mejores para el interés general», ha manifestado.


Más información: