Una de las sorpresas de la muy gris corrida del domingo en Madrid (y muy gris no sólo por los cárdenos santacolomas) fue la presencia en el callejón de Las Ventas de Paco Ureña. El torero murciano se está recuperando a marchas forzadas de su grave cogida, ocurrida días pasados.

Con vivienda permanente en El Casar, Ureña fue corneado por un astado en Palencia el aún cercano 30 de agosto. Presentado como uno de los mayores reclamos de la próxima feria taurina de Guadalajara, sufrió una cornada en el muslo derecho que, por su pronóstico, en principio comprometía muy seriamente su presencia en el coso de Las Cruces, donde está acartelado el sábado de Ferias, 14 de septiembre, con Antonio Ferrera y El Fandi. 

Según el parte médico, el diestro presentaba «una herida por asta de toro en tercio superior, cara interna del muslo derecho de unos 5 centímetros, con una trayectoria de 25 centímetros hacia arriba y afuera que produce desgarro muscular y hemorragia de colaterales venosos, con contusión del paquete vasculonervioso femoral; y otra trayectoria hacia dentro hasta plano óseo femoral. Intervenido bajo anestesia general es trasladado a la unidad de reanimación del Complejo Asistencial Universitario de Palencia. Pronóstico: grave»

Que Paco Ureña se acercase este domingo al coso madrileño alienta las esperanzas de quienes quieren verle en Guadalajara e, incluso, la de aquellos que le esperan la víspera en Albacete. Cuestión distinta sería que aguantara unos días más, hasta su segunda comparecencia en la capital manchega. Ureña está anunciado allí el viernes 13 con Toros de Garcigrande / Domingo Hernández junto a Julián López «El Juli» y José María Manzanares. La segunda tarde sería la última de Feria, el martes 17, con toros de Montalvo junto con Sebastian Castella y Pablo Aguado.

Consultada el pasado miércoles por este periódico la empresa que tiene la concesión del coso de Las Cruces, su representante de prensa aseguraba que no se habían planteado más alternativa que el propio Paco Ureña para completar la terna de esa tarde.