García-Page este lunes, en Guadalajara.
García-Page, en una visita a Guadalajara.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reconocido este lunes que no descarta que con el actual escenario de avance del coronavirus sea necesario optar por «modelos más duros o confinamientos». Acto seguido ha pedido que se afronte la nueva ola de coronavirus sin la «ingenuidad» con la que se hizo con la primera, dejando atrás igualmente la «frivolidad».

Tras un encuentro empresarial celebrado en Guadalajara, Page ha esgrimido que ahora la prioridad es «combatir el virus» sin «bajar la guardia».

Superar la crisis sanitaria tiene que ir de la mano de los avances contra la crisis económica, según ha expresado el presidente regional. «Es una falacia pensar que virus y economía son cosas distintas. Esto lo ha empezado un virus que afrontamos con ingenuidad, hoy no podemos abordar la situación con la misma que en la primera ola y menos aún con frivolidades», ha enfatizado durante su intervención en un hotel de la capital alcarreña.

Más información: