García-Page, en una imagen de archivo.
García-Page, en una imagen de archivo.

El actual secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha convertido este viernes en el único precandidato para liderar su partido en la región. Isabel Rodríguez seguirá siendo ministra, pese a que algunos la querían ver como rival «teledirigida» por Pedro Sánchez hacia la presidencia incluso de la Junta de Comunidades. Esta vez, ni siquiera habrá rival: el último que lo intentó fue José Luis Blanco, alcalde de Azuqueca de Henares, que sigue al frente de esa Alcaldía del Corredor, al tiempo que trabaja en el AVE, como empleado de Renfe.

García-Page seguirá al frente de los socialistas de Castilla-La Mancha por cuatro años más. Y en 2023, gracias a que el PP accedió a que las presidencias regionales no se limitaran a 8 años, podrá optar a renovar como inquilino del Palacio de Fuensalida, que ocupa tras vencer a Cospedal en 2015 sin que nadie, presumiblemente, le haga sombra en el seno de su partido. Actualmente gobierno con mayoría parlamentaria.

Blanco y Page, juntos en una imagen de archivo. El azudense es el último que ha intentado ganar a Page en el seno del PSOE regional.
Blanco y Page, juntos en una imagen de archivo. El azudense es el último que ha intentado ganar a Page en el seno del PSOE regional.

A la vuelta de las vacaciones, asunto resuelto

De este modo, se prevé que a mediados del próximo mes de septiembre Emiliano García-Page sea proclamado de nuevo secretario general de los socialistas castellanomanchegos.

El pasado 10 de julio se convocó el Comité Regional con 20 días de plazo para presentar precandidaturas. Se ha cerrado el plazo al mediodía de este viernes y García-Page es el único que ha formalizado su intención de dirigir el partido, tras un proceso en el que bastaba para postular con mostrar intención expresa de querer hacerlo.

Ahora, tendrá que recabar los avales de al menos el 2% de la militancia del PSOE para que, de forma automática, dé por renovado su mandato en la formación política. Parece fácil que lo consiga, obviamente.

Más información: