El tránsito de pacientes en el Hospital de Guadalajara no siempre parece seguir criterios lógicos e incluso humanitarios.
El tránsito de pacientes en el Hospital de Guadalajara no siempre parece seguir criterios lógicos e incluso humanitarios.

Ha sido UGT quien acaba de plantear públicamente la conveniencia de disponer de una zona de transferencia de pacientes en el Hospital de Guadalajara. Sería el modo de que los pacientes que acuden al centro en ambulancia puedan entrar por un acceso independiente al de la entrada general, un vestíbulo generalmente atestado de personas. De igual manera, una vez tengan que ser recogidos tras la realización de pruebas diagnósticas, consultas con los especialistas o habiendo recibido el alta hospitalaria, esos pacientes no se toparían con el resto de usuarios del Hospital.

Actualmente, no se dispone de una sala de esas características y es habitual la coincidencia en el mismo lugar de pacientes que acuden por sus medios, más familiares de ingresados y el tránsito habitual de los propios profesionales del Hospital.

La ampliación de la cafetería, primera culpable

En la actualidad, el acceso al Hospital se realiza por dos puntos, “con un control de acceso, que favorece aún más las aglomeraciones y con escenas, que muchas veces atentan contra la intimidad de los propios pacientes”, según resaltan desde UGT.

Anteriormente había un espacio que fue absorbido por la ampliación de la cafetería, según recuerdan desde el sindicato. “Somos perfectamente conscientes de la limitación de espacios libres en la actualidad, pero consideramos que esta sala, y la entrada y salida de los pacientes que acuden al recinto hospitalario en ambulancia debe ser una prioridad en el momento actual”, razonan desde UGT.

Más información: