La Red de Laboratorios para la Vigilancia de Microorganismos Resistentes se ha constituido en el seno del Plan Nacional frente a la Resistencia a Antibióticos (PRAN) con el objetivo de lograr un diagnóstico microbiológico completo en todos los casos de infección y/o colonización por microorganismos resistentes que sean objeto de vigilancia en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

La Red, aprobada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) y la Comisión de Salud Pública, se pone en marcha liderada por un Comité Coordinador dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS) y del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

"El arranque oficial de esta iniciativa supone para España contar una red de laboratorios de microbiología, coordinada e interconectada a nivel nacional, para trabajar de forma conjunta en el diagnóstico y estudio molecular de las enfermedades infecciosas producidas por microorganismos capaces de resistir a los tratamientos antibióticos actuales, uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sistema sanitario", explica el ISCIII en un comunicado.

El director del Centro Nacional de Microbiología del ISCIII, Jesús Oteo, ha sido elegido coordinador de este comité. "La creación de la red responde a la necesidad de seguir trabajando en dar solución al creciente impacto, tanto clínico como epidemiológico, de los microrganismos con resistencia a múltiples antibióticos, un problema que está condicionado por la aparición de nuevos mecanismos de resistencia, la rápida evolución de los ya existentes y la dispersión de los denominados clones multirresistentes de alto riesgo", ha valorado.

La Red, además, se asegurará de que la información microbiológica se incluye en la notificación de todos los casos, tal y como señalan los protocolos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, y realizará una labor de estandarización de los procedimientos de detección y caracterización de los mecanismos de resistencia. También establecerá mecanismos de intercambio de información entre los laboratorios que conforman la red.

TRES NIVELES DE TRABAJO
Los laboratorios que conforman la red se dividen en tres niveles. Los de Seguridad 1 son todos los laboratorios de Microbiología Clínica del SNS, tanto públicos como privados. Los de Seguridad 2, que estarán elegidos por las comunidades autónomas, tienen una mayor capacidad de respuesta que los primeros. Finalmente, los de Seguridad 3, que son los de mayor nivel de respuesta, estarán restringidos al Centro Nacional de Microbiología y a determinados laboratorios designados por la red para casos específicos.

Por parte del Centro Nacional de Microbiología (CNM) del ISCIII hay dos representantes: Jesús Oteo y la secretaria María Pérez Vázquez. El CNM representará el laboratorio de nivel 3 de la Red. También formarán parte del Comité Coordinador Pilar Gallego Berciano, del Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII; Antonio López Navas, del PRAN; María José Sierra Moros, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias; Antonio Oliver, del Comité Español del Antibiograma; Alejandro González Praetorius, del Hospital Universitario de Guadalajara, como representante de un laboratorio de nivel 1 de la Red (el cargo será rotatorio cada dos años).

Igualmente, Jorge Calvo Montés, Julia Alcoba Florez, Carmen Ezpeleta Baquedano, de los hospitales Marqués de Valdecilla (Cantabria), Nuestra Señora de Candelaria (Canarias) y Complejo Universitario de Navarra, respectivamente, representarán a tres laboratorios de nivel 2 de la Red, un cargo que también es rotatorio cada dos años.

Por último, las comunidades autónomas también participan a través de los representantes de Salud Pública en la Comunidad de Madrid (María José Esteban), la Comunidad Valenciana (Hermelinda Vanaclocha) y Andalucía (Mercedes Forcada).