El obispo diocesano presidirá el jueves 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de María y fiesta patronal de la diócesis, la eucaristía de consagración e incorporación al Orden de las Vírgenes de Edita Cubas Pérez, peruana de 40 años, residente en Guadalajara, donde trabaja y donde vive con sus hermanos y quien durante dos décadas estuvo en el Carmelo Descalzo de Iriépal. La celebración será a las 19 horas.

Con esta incorporación, las vírgenes consagradas en la diócesis serán cuatro: Juana Tartajo, María José Bustos, Maribel Vasquez y ahora Edita Cubas. Las dos primeras son españolas y viven en Cabanillas del Campo, la tercera venezolana y la última peruana. Estas dos últimas viven en Guadalajara
        
El Orden de las Vírgenes es una antiquísima institución de la Iglesia, nacida en el alba del cristianismo y destinada a aquellas mujeres que, permaneciendo seglares, deseaban consagrar y profesar su virginidad. Tras su desaparición, el Papa Pablo VI, en el marco del Concilio Vaticano II, reinstauró el Orden de las Vírgenes.