La Asociación Micorriza ha puesto en marcha un “programa de difusión  y sensibilización" de la Alondra ricotí (Chersophilus duponti) en el Geoparque de Molina-Alto Tajo.

Esta es una de las aves menos conocidas de la Península Ibérica pero que tiene, en los páramos del noreste de la provincia de Guadalajara, uno de sus principales reductos.

La alondra ricotí, también conocida como Alondra de Dupont, tiene un pequeño tamaño y vive en el suelo de zonas de paramera. Es muy esquiva y difícil de observar. Sus poblaciones se encuentran en declive debido principalmente a la pérdida de hábitat y el aislamiento de sus poblaciones. 

"El reto que afronta este proyecto es visibilizar este bello y desconocido animal y sensibilizar sobre su situación a los habitantes de los pueblos que se encuentran en las zonas de presencia de la especie", plantean los organizadores de esta iniciativa. Para ello, durante los cuatro meses de duración del proyecto, se han planificado conferencias en distintas localidades de la comarca, talleres con agentes clave, un programa de educación ambiental en los Colegios Rurales Agrupados y el Colegio Público "Virgen de la Hoz" de Molina de Aragón, así como un curso de turismo ornitológico, dirigido al sector hostelero y nuevos emprendedores.

Además, se repartirán camisetas con el logo del proyecto a las personas que asistan a las actividades, diseñado por una artista de Molina de Aragón.

El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad.