Hay que bucear en el archivo de LA CRÓNICA para encontrar juntos y sonrientes a Blanco y Esteban, flanqueando en un acto público a García-Page.
Hay que bucear en el archivo de LA CRÓNICA para encontrar juntos y sonrientes a Blanco y Esteban, flanqueando en un acto público a García-Page.

El alcalde de Azuqueca de Henares, el socialista José Luis Blanco, no quiere callarse. Tanto es así, que ha respondido a las críticas lanzadas días pasados por algunos responsables del PSOE de Guadalajara. ¿El motivo? El último encontronazo ha surgido tras anunciar el azudense que renunciaba al sueldo de alcalde de la segunda mayor población de la provincia. Como ya informó LA CRÓNICA, Blanco ha solicitado su reingreso a su puesto de trabajo en Renfe. La situación piensa mantenerla todo lo que resta de mandato, hasta las elecciones de 2023. «En ningún sitio dice que una dedicación política tenga que tener aparejada la exclusividad», ha recordado. Y a quienes «dudan de su capacidad» para gestionar compatibilizando la Alcaldía con su puesto de trabajo solo les pide «que esperen» y valoren solo cuando vean que no se esté gestionando bien.

Críticas contra críticas

Las pullas han ido dirigidas este miércoles contra Rafael Esteban, alcalde de Marchamalo, senador y secretario de Organización del PSOE en la provincia. Sin citarlo por su nombre, el destinatario estaba claro en un encuentro con periodistas, que ha tenido lugar en Azuqueca de Henares. Así, a quienes consideran que su decisión de volver al puesto de trabajo no es compatible para poder llevar bien una Alcaldía como Azuqueca, les insta a responder «si ellos sí pueden compatibilizar su cargo con otros como el de senador», en referencia expresa a Rafael Esteban.

Las discrepancias y enfrentamientos entre ambos no son algo nuevo. Los ha habido a cuenta de Pablo de Bellido y por enfrentamientos varios dentro del partido en la provincia, entre otros muchos conflictos. Que Blanco fuera el único rival de Page a la secretaría regional no hizo más que marcar otra muesca más.

Aún no se ha incorporado

«Vamos a esperar y cuando haya hechos sobre los que criticar, que se me critique, pero no por voluntad personal», ha subrayado Blanco. El alcalde azudense se ha explayado explicando que se trata de una decisión que «no va contra nadie», sino que «es personal y sale del corazón», insistiendo en que la reincorporación a su puesto de trabajo en el sector ferroviario se hará efectiva en las próximas semanas.

Aunque ha asegurado «respetar la opinión» de miembros de su partido y de la oposición sobre esa propia decisión, Blanco ha insistido en que «es personal» y que responde a la situación «extraordinaria» que vive su municipio, con mil personas más en el paro tras la crisis y no entiende «ni la crítica de su partido ni de la oposición».

Y a quienes han querido comparar su decisión con la del que fuera alcalde de Guadalajara, Antonio Román, de compatibilizar su cargo con el de médico, ha señalado que es una «tergiversación» por parte de algunas personas porque «no tiene nada que ver» y les ha insistido en que «no son cosas comparables».

«Es un pequeño gesto», ha dicho, que en todo caso no se puede comparar a lo que han hecho algunos profesionales durante la pandemia, como el personal sanitario o la situación que han tenido que pasar muchas familias y pequeños empresarios, ha incidido.

«Mi vocación es que sea una decisión para todo el mandato», ha señalado el alcalde a preguntas de los periodistas durante una comparecencia para hablar de empleo en la localidad.

Más información: