Salinas de Imón, en la provincia de Guadalajara.
Salinas de Imón, una de las 29 pedanías de Sigüenza.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido a la alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino, empezar a trabajar ya conjuntamente en la recuperación de las Salinas de Imón.

Ha sido en la presentación del proyecto del edificio de Servicios Múltiples de Sigüenza, donde García-Page ha recordado que la recuperación de las Salinas de Imón van dentro del «gran proyecto» que es declarar a la ciudad del Doncel Patrimonio de la Humanidad.

«Es algo por lo que nos tendrían que dar las gracias», ya que «queremos compartir» Sigüenza «con el mundo», ha bromeado el presidente regional.

Transporte a demanda

De otro lado, ha asegurado que el Transporte Sensible a la Demanda, puesto en marcha en la Serranía de Cuenca, también va a ser una realidad en la provincia de Guadalajara, donde ya hubo una experiencia piloto pero «tiene que adaptarse y mejorar», ha admitido.

Así, ha añadido que en la Sierra Norte y en Molina de Aragón ya están puestos «los mimbres» como para poder desarrollar «un proyecto inteligente de transporte que garantice a la gente la igualdad ante los servicios públicos».

Asimismo, el presidente de Castilla-La Mancha se ha mostrado convencido de que esta primavera, con la mejoría de la pandemia, va a llegar mucha gente a Sigüenza, por lo que ha animado a la localidad a trabajar en la expansión de la capacidad de acogida poniendo en marcha más hoteles. «Cuando se necesita ofrecer más es porque lo que estamos ofreciendo gusta mucho», ha sostenido.

Ha aprovechado también para anunciar que en este mes de marzo se va a adjudicar la depuradora de Sigüenza, «la típica obra que no tiene nada de bonito», pero son «indispensables y valen mucho dinero».

Más información: