En los calabozos de la Comandancia de Guadalajara de la Guardia Civil han terminado dos individuos, transportistas detenidos en Torija como presuntos autores de un robo en grado de tentativa, al ser sorprendidos sustrayendo objetos como teléfonos móviles, cámaras fotográficas, pulsómetros, perfumes y ropa deportiva del semiremolque que transportaban.

Una patrulla de la Guardia Civil de Birhuega que se encontraba vigilando las vías de comunicación y las áreas de servicio, sorprendió en el estacionamiento del área de servicio del kilómetro 75 de la Autovía A-2 a dos personas, una de ellas en el interior de un semirremolque de un camión que se encontraba estacionado en el lugar.

De este modo, los agentes pudieron comprobar que estas personas estaban abriendo paquetes de la mercancía que transportaban y después los llevaban a la cabeza tractora del camión, resultado ser los presuntos autores de estos hechos los propios conductores de la empresa de transportes.

En el momento de la detención ya habían conseguido abrir unos 30 paquetes que contenían efectos tales como: teléfonos móviles, cámaras fotográficas, relojes pulsómetro, perfumes y ropa deportiva.

La Guardia Civil de Brihuega instruyó diligencias por la detención de J.S.M., y JM.G.C., de 40 y 35 años de edad respectivamente, uno de ellos con amplio historial delictivo, que fueron entregadas junto con los detenidos en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de los de Guadalajara.