Chozo de pastores en la finca de Solanillos.
Chozo de pastores en la finca de Solanillos.

El diputado de Medioambiente, Agricultura y Ganadería de la Diputación de Guadalajara, Héctor Gregorio, ha visitado la Finca de Solanillos, propiedad de la institución provincial pero cedida a un tercero. Con los 30.000 euros aportados recientemente por la Diputación dentro de un convenio de colaboración con la Fundación Apadrina un Árbol se están desarrollando varias acciones en este entorno que gestionan desde hace años estos particulares.

El primero de los proyectos se ubica dentro de las instalaciones que la Diputación tiene cedidas a las Fundación. La reproducción de un antiguo chozo de pastores va a acoger un centro de interpretación de anfibios y reptiles autóctonos como parte de la oferta educativa para los visitantes.

Se han instalado distintos terrarios a lo largo del pasillo perimetral que recrean los animales y el hábitat natural de este tipo de especies para darle forma, según ha explicado la Fundación.

La otra línea de trabajo que apoya la Institución provincial se dirige al acondicionamiento y señalización de una ruta circular que se dibuja dentro de las 2.900 hectáreas de finca, enmarcadas en los Altos de Maranchón. Con esta parte del proyecto, se pretende impulsar el conocimiento de la flora y fauna de ese entono a través del deporte y el ocio.