Hospital de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Servicio de Radiología del Hospital de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Diagnosticar fue clave en los momentos en que la pandemia estaba desbordada. Entonces, resultaba imperioso saber qué alcance tenía la enfermedad de quienes ingresaban por Urgencias. Ahora que todo vuelve a estar más controlado en el Hospital de Guadalajara, un nuevo equipo de tomografía computerizada (TC) ayudará a atender con precisión a quienes vayan ingresando, aquejados de una amplia variedad de posibles enfermedades. También será de utilidad otro equipo, de radiología portátil convencional, que igualmente se acaba de incorporar a la panoplia de recursos diagnósticos del centro alcarreño.

¿Para qué sirve un TC?

La tomografía computarizada (TC) es una tecnología para diagnóstico con imágenes. Utiliza un equipo de rayos X especial, con el que se crean imágenes transversales del cuerpo humano. Esta técnica vale tanto para un hueso roto que para definir un cáncer, tanto para localizar un trombo como para comprobar una hemorragia interna.

El procedimiento, como saben muchos alcarreños, no causa dolor. El paciente permanece inmóvil sobre una base que pasa lentamente por el centro de un emisor de rayos X.

Uno por otro

El nuevo TC con que cuenta el Hospital de Guadalajara viene a sustituir al anterior, que databa de 2007 y había cumplido la vida útil prevista para este tipo de equipamientos. Se trataba de un equipo de gran calidad y “con un rendimiento fenomenal a lo largo de todos estos años pese al elevado número de estudios que venía realizando, entre 600 y 750 cada mes”. Pero en los dos últimos años había sido reparado en varias ocasiones, según detalla la jefa del servicio de Diagnóstico por Imagen, la doctora Carmen de Juan.

Menos radiación

El nuevo TC es un equipo de 64 cortes y entre sus mejoras figuran una accesibilidad más fácil del paciente y un sistema que permite reducir los problemas que implica la presencia de metal, como sucede en el caso de pacientes con prótesis.

Por otra parte, su mayor potencia permite una elevada carga de trabajo y lo hace apto para cualquier procedimiento. Cuenta con un detector más eficiente que permite trabajar con menor dosis de radiación, lo que asegura imágenes de alta calidad para realizar el mejor diagnóstico posible con la mejor dosis para el paciente.

Úñtimos retoques para la instalación del nuevo TC del Hospital de Guadalajara.
Úñtimos retoques para la instalación del nuevo TC del Hospital de Guadalajara.
Nuevo TC del hospital de Guadalajara
26/5/2020

Imágenes inmediatas

El nuevo TC incorpora un monitor integrado, panel táctil y ayuda para el posicionamiento del paciente, además de implicar mejoras en el flujo de trabajo ya que permite disponer de imágenes de manera inmediata y facilita contar con un estudio completo en pocos segundos, lo que permite incrementar el número de pacientes examinados y reducir tiempos de espera.

Actualmente, el Hospital de Guadalajara cuenta con dos equipos para la realización de escáner. Desde la Gerencia se asegura que la renovación de este equipo facilitará una mejor gestión ya que evitará posibles interrupciones en el servicio derivadas de averías.

Rayos X portátil

Por otra parte, el servicio de Diagnóstico por Imagen del Hospital de Guadalajara ha incorporado un nuevo equipo portátil de Radiología convencional. Estos equipos son de gran utilidad para realizar radiografías de tórax tanto en urgencias como en unidades de cuidados intensivos o de hospitalización a pacientes que, por distintas circunstancias, no pueden desplazarse.

El hospital guadalajareño contaba ya con dos equipos portátiles, uno para la Unidad de Cuidados Intensivos y otro para el resto de la hospitalización. A lo largo de la crisis sanitaria, “han pasado de hacer una media de entre 10 y 15 pruebas radiológicas a alcanzar el centenar durante las semanas de mayor incidencia de la pandemia”, explica Carmen de Juan.

La incorporación de este nuevo equipo permitirá no sólo permitirá renovar la tecnología existente sino también ampliar a tres el número de equipos radiológicos portátiles, lo que resultará especialmente útil en caso de un posible rebrote de casos de COVID-19.