El pleno de la Diputación de Guadalajara ha aprobado este viernes por unanimidad la propuesta del equipo de Gobierno para adquirir una acción de la empresa pública TRAGSA, con el objetivo de agilizar actuaciones y obras necesarias en pueblos e infraestructuras de la provincia.

Según ha explicado el vicepresidente primero, Rubén García, la adquisición de esta acción y la consecuente integración de la Diputación en el accionariado de la empresa pública, supone un gasto de 8.039 euros y tendrá como resultado “poder utilizar como medios propios los recursos de TRAGSA para actuaciones rápidas, lo que permitirá agilizar obras y reparaciones de averías, así como desatascar obras pendientes debidas a la falta de actuaciones en muchos municipios durante los últimos ocho años”.

La forma de participación de la Diputación de Guadalajara en el capital social de la empresa pública TRAGSA, mediante la compra de una acción, es igual a la que ya han adquirido otras 12 diputaciones provinciales del resto de España.