El uso masivo de las redes sociales facilita también algunos comportamientos delictivos.
El uso masivo de las redes sociales facilita también algunos comportamientos delictivos.

La Guardia Civil ha detenido en Guadalajara a una persona de 25 años de edad como presunto autor de un delito contra la intimidad de otra joven de su misma edad, al difundir imágenes íntimas de esta, obtenidas sin su consentimiento.

La detención es el feliz desenlace de una investigación iniciada a raíz de la denuncia presentada por esta joven de 25 años ante la Guardia Civil. En su comparecencia ante los agentes comunicó que autores desconocidos habían publicado en varios perfiles de Instagram fotografías suyas, en las que se la podía ver manteniendo relaciones sexuales. Así mismo, también denunció que ella y algunas de sus amigas habían recibido diversas solicitudes de distintos perfiles de Facebok, en las que se repetía el mismo patrón: se la acuciaba para que aceptaran las solicitudes de amistad, bajo la amenaza de enviar fotografías de índole sexual a todos sus contactos.

Según las declaraciones de la joven, apuntaba en sus sospechas hacia un antiguo compañero de trabajo que respondía a las iniciales A.B.R. Según relató, había mantenido con él una relación esporádica, momentos en los que presumiblemente había aprovechado para grabar esas imágenes sin su consentimiento.

Falsos perfiles de Facebook

Los miembros del Grupo de investigación de la Guardia Civil de Guadalajara procedieron a analizar los perfiles de Facebok que se habían puesto en contacto con la víctima, resultando ser todos falsos. Uno de esos perfiles pertenecía realmente a otra chica, qu ya había denunciado hace un año la usurpación de identidad de su cuenta. Esa segunda afectada ya había sospechado como responsable de esa misma persona que responde a las iniciales A.B.R.

A partir de este indicio, más las investigaciones de los agentes que pudieron determinar que no existía vinculación alguna entre ambas jóvenes, se logró identificar al presunto autor de la difusión de estas imágenes, A.B.R., de 25 años de edad, que ha terminado siendo detenido el pasado 31 de enero de 2020, según ha podido confirmar LA CRÓNICA en fuentes del Instituto armado.