Nuevo caso de conductora joven detenida en Guadalajara por exceso de alcohol.

El caso ha ocurrido a las 2:20 horas de la madrugada de este lunes, como consecuencia de un accidente de tráfico, que se salda solo con daños materiales, ocurrido en  la calle de Toledo, a la altura del número 9. La conductora, de 20 años de edad, ha perdido el control de su vehículo y colisionado con otro coche que se encontraba estacionado.

La Policía Local le ha realizado las pruebas de alcoholemia, que han dado un resultado positivo de 0,88 mgrs. de alcohol por litro de aire espirado, procediéndose a la detención de esta joven conductora, vecina de Guadalajara, como autora de un delito contra la seguridad vial. Al ser conductora novel, la tasa máxima autorizada es de 0,15 mgrs.

La primera detención se produjo el pasado martes a las 4:30 horas en la calle Francisco Aritio número 117 cuando un turismo colisionó con una glorieta, llevándose por delante previamente una señal vertical de la isleta que la precede.
El conductor del vehículo, vecino de Guadalajara con 35 años de edad, es localizado en su domicilio y de ahí trasladado en una ambulancia al Hospital General al sufrir heridas diversas. Efectuadas las pruebas de alcoholemia, arroja  un resultado positivo de  1,00 mgrs. de alcohol por litro de aire espirado, procediéndose a su detención   como autor de un delito contra la seguridad vial.