Pedro del Olmo, secretario general de UGT en Guadalajara.
Pedro del Olmo, secretario general de UGT en Guadalajara.

El secretario provincial de UGT en Guadalajara, Pedro del Olmo, ha pedido al año 2020 más inspectores de trabajo y una "mayor inmediatez" en las actuaciones para controlar las normas de seguridad en las empresas y acabar con la elevada siniestralidad laboral en una provincia que todavía se sitúa en cabeza a nivel regional en términos globales.

"Somos la provincia de la región con siniestralidad más alta y con el índice de incidencia más alto de toda España", ha señalado Del Olmo a Europa Press para LA CRÓNICA, quien ha achacado estos datos a las condiciones laborales que priman en esta provincia, centrando el problema especialmente en el sector servicios.

A falta de los datos en siniestralidad del último trimestre, Del Olmo ha apuntado que están en la línea de los del 2018, y aunque ha reconocido que el año 2019 se ha cerrado con dos accidentes mortales frente a los seis del anterior, sí ha indicado que contabilizando el número de accidentes graves, leves y menos leves, la cifra se ha acercado a los 4.000 accidentes laborales.

Si bien ha aclarado que este 2019 tanto Toledo como Albacete han superado a la provincia de Guadalajara "por mucho" en accidentes mortales, ha precisado que, en términos globales, "por desgracia, Guadalajara sigue en cabeza", influyendo también de manera importante la temporalidad laboral.

Para Del Olmo, está claro que la labor inspectora llega muchas veces tarde ante las denuncias de los delegados de prevención en las empresas; habla de dos, tres y hasta cinco meses de demora pero lo que a su juicio "es aún peor", es que cuando llegan los inspectores a las fabricas, no se ponen ni siquiera en contacto con los denunciantes, algo "insólito", ha subrayado.

Y aunque ha atribuido esto a la saturación de trabajo que tienen, ha lamentado que una provincia como esta, que tendría que contar con doce inspectores, tenga siete y esos cinco de menos "se nota", ha afirmado.

Pero además, para el secretario provincial de UGT, las medidas correctoras que se imponen a las empresas cuando se cometen infracciones se ajustan a unas cantidades prefijadas que no van acordes a lo que tendrían que pagar y "muchas se ríen de ellas" e incluso les invitan a ir la Inspección, ha dicho.

Del Olmo ha precisado que esto se debe a que, entre otras cosas, pagan poco por las actas de infracción y, además, hasta que llega la inspección les da tiempo de sobra para "poner soluciones o maquillarlas".

El secretario provincial de UGT atribuye igualmente el 'efecto frontera' a que los inspectores que llegan a la provincia se trasladen a los pocos meses a Madrid.

Del Olmo ha apuntado cómo en los últimos datos del desempleo se observa claramente la relación directa que existe entre siniestralidad y temporalidad. Y en este sentido ha precisado que, si bien ha habido 145.000 contratos acumulados en Guadalajara durante el año 2019, el paro se ha incrementado en 752 personas.

Para este responsable sindical, esto se traduce en el predominio indiscutible de la temporalidad y de los contratos de semanas, días e incluso de horas "y esto tiene que ver mucho con la siniestralidad laboral", ha aseverado.

Por ello, su deseo para este año es que entre todos trabajen en la reducción de la siniestralidad y en favor de puestos de empleo de mayor calidad.