Paso de Semana Santa en Playmobil obra de Javier Gamo Ruiz.
Paso de Semana Santa en Playmobil obra de Javier Gamo Ruiz.

La Hermandad de Cofradías de la Pasión de la Ciudad de Logroño presenta, por primera vez en Logroño, la mayor exposición cofrade de clicks de Playmobil. La inauguración será el sábado, 7 de marzo, en el Claustro Imperial de la Iglesia de Santa María de Palacio. ¿Y eso qué tiene que ver con Guadalajara?. Mucho más de lo que parece…

El responsable de la muestra es el coleccionista Javier Gamo Ruiz, más popularmente conocido como El PlayCapillita. Este guadalajareño, responsable de una casa rural en la provincia, mezcla en los dioramas sus dos grandes aficiones: ser cofrade y ser amante de los “clicks” (juguetes de Playmobil). El pasado año se pudieron contemplar sus logros en Madrid, con mucho reconocimiento periodístico y de público.

Se trata de un trabajo único, original, de gran labor de customización. Alguno de sus trabajos, como el del cortejo de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia de Sevilla, le ha llevado más de tres años de implicación y se compone de más de 300 “clicks”.

Los momentos que se van a representar en la muestra de Logroño son un diorama central de la Centuria Macarena y el Paso de la Sentencia de la Hermandad de la Macarena de Sevilla; un diorama de los Gitanos de Sevilla, diez misterios sevillanos en sus peanas (Amargura, Despojado, San Gonzalo, San Benito, Panaderos, Monte-Sion, Cigarreras, Tres Caídas de Triana, Nazareno del Silencio, Gitanos y Varón de Dolores del Sol). También están presentes personajes característicos, escenas y músicos de bandas de la Semana Santa Hispalense; un diorama de una Hermandad de las llamadas “de negro”; un diorama camino al Rocío; un diorama de Jesús Nazareno de Guadalajara; un diorama de un ensayo de costaleros; un diorama del traslado del Cristo de la Buena Muerte de Mena por una escuadra de gastadores y banda de guerra, el paso del Santo Cristo de las Ánimas y el paso de la cofradía del Descendimiento de Cristo.

En una reciente entrevista destacaba la complejidad que tuvo realizar el paso de la Hermandad de los Gitanos, de Sevilla, así como el de la Hermandad de la Macarena de Guadalajara. Javier Gamo, con pasado también como costalero, confiesa que reparte sus devociones “entre Sevilla y Guadalajara”.