Parada de autobús en Guadalajara, en imagen de archivo.
Parada de autobús en Guadalajara, en imagen de archivo.

La Policía Nacional ha informado este lunes de la detención en Guadalajara de un individuo como presunto autor de un delito de lesiones graves. La víctima y su agresor eran conocidos y habían tenido problemas anteriormente. La tunda de golpes que recibió le provocó la pérdida de la visión del ojo derecho.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 24 de junio, cuando el agredido se encontraba en una parada de autobús. El detenido, al que la víctima conocía desde tiempo atrás y con el que había tenido problemas anteriormente, “se dirigió a él para recriminarle su actitud, pidiéndole que dejase de molestarle, momento en que comenzó a propinarle golpes en la cara que le afectaron sobre todo al ojo derecho”, según han notificado fuentes de la Comisaría.

Operado en el Hospital

Debido a la gravedad de las lesiones, la víctima tuvo que ser ingresada en el Hospital Universitario de Guadalajara, donde fue intervenido quirúrgicamente. Pese a ello, perdió la visión completa del ojo derecho. La Policía Nacional localizó al presunto autor de las lesiones, un individuo con varios antecedentes que fue puesto ante el juez.