Silla de ruedas en el Hospital de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
La estafa se fraguó durante un ingreso hospitalario de la víctima. (Foto: La Crónic@)

El abuso de confianza no es infrecuente, pero resulta especialmente doloroso cuando la víctima es un anciano o una persona especialmente vulnerable. LA CRÓNICA ha informado de varios casos en las últimas semanas, que el lector puede recordar en los enlaces al pie de esta noticia. Pero la racha continúa: la Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara detenía el pasado 16 de julio en El Casar a un sujeto, como presunto autor de un delito de estafa que encaja en el mismo perfil.

La detención de esta persona se realizaba a raíz de una denuncia presentada el pasado 3 de julio en el cuartel de la Guardia Civil de El Casar. Quien lo planteó lo hizo en nombre de su hermano, que sufre una minusvalía. En la denuncia se exponía que un individuo, amigo de su hermano y que le ayudaba en las tareas domésticas, había realizado cargos en su tarjeta de crédito sin su consentimiento.

Aprovechó un ingreso hospitalario de la víctima

El Grupo de Investigación de la Compañía de la Guardia Civil de Guadalajara que se hizo cargo de las investigaciones, consiguió esclarecer los hechos. La consecuencia inmediata fue la detención del supuesto autor del delito,que resultó ser un hombre de 66 años de edad.

Según la reconstrucción de lo ocurrido, este individuo abusó de la confianza del minusválido, de cuya tarjeta bancaria disponía, incluido su número pin. Aprovechó sin trabas para realizar determinadas compras. Aprovechando un ingreso hospitalario de la víctima de la estafa, este sujeto habría realizado varias compras no autorizadas así como varias extracciones de efectivo en el cajero, ascendiendo a un total de 1.114,5 euros el montante de lo robado.

Más información: