30.8 C
Guadalajara
6 julio 2024
InicioHistorias para recordarUn buitre desorientado aterriza, exhausto, en el centro de Madrid

Un buitre desorientado aterriza, exhausto, en el centro de Madrid

Hace años, tuvo que ser rescatado junto a la A-2, a la altura de Torija, un buitre joven, también desfallecido. La principal causa de mortalidad de los buitres leonados en España está en la actualidad en los impactos en parques eólicos,  junto con los cebos envenenados y las electrocuciones en tendidos eléctricos. 

-

Agentes de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Municipal han rescatado este miércoles a un buitre, que deambulaba desorientado y agotado por el barrio de Malasaña, en pleno centro de la capital.

Un viandante ha alertado sobre las 9 horas de la presencia del animal a la altura del número 1 de la calle Aduana. Han acudido al lugar los efectivos de la UMA, que han localizado al buitre.

En principio, se considera que el animal se ha desorientado con la tormenta de la víspera y, debido a la lluvia que le había caído encima, se encontraba agotado.

Los agentes han cubierto al animal para que no se alterase y le han introducido en una caja en condiciones de seguridad para ser trasladado al centro de recuperación de animales Brinzal, donde se recuperará hasta su puesta en libertad.

Llegan a volar sobre la Campiña de Guadalajara

La población de buitre leonado ha aumentado en España hasta un 26% en los últimos 10 años en la última década, según datos de SEO/BirdLife. Su población oscila entre las 30.000 y 40.000 parejas. La provincia de Guadalajara figura entre las provincias con más de 2.000 parejas, junto con Navarra, Cádiz, Burgos y Cáceres.

En el caso de esta provincia, no es excepcional verlos volar incluso sobre la Campiña, si la temperatura del aire lo facilita, en busca de comida. Hace años, tuvo que ser rescatado junto a la A-2, a la altura de Torija, un buitre joven, también desfallecido.

Ejemplar de buitre que apareció en el polígono de Torija.

La principal causa de mortalidad de esta especie está en la actualidad en los impactos en parques eólicos,  junto con los cebos envenenados y las electrocuciones en tendidos eléctricos.

Más información: