Viviendas en la calle Brihuega, de Guadalajara, junto al paseo de Fernández Iparraguirre. (Foto: Google Maps)
Viviendas en la calle Brihuega, de Guadalajara, junto al paseo de Fernández Iparraguirre. (Foto: Google Maps)

Si realmente no hay dos sin tres, los propietarios de una vivienda de Guadalajara tienen motivos para estar preocupados ante la persistencia y la impunidad de un joven para entrar en su vivienda y robar dentro de ella.

Días pasados LA CRÓNICA informaba de su detención por agentes de la Policía Nacional. Ahora, este periódico ha podido confirmar que el mismo sujeto ha vuelto a las andadas poco después… sobre el mismo chalet, en pleno centro de la capital alcarreña. Y con parecido desenlace.

El hiperactivo delincuente, que ya contaba con numerosos antecedentes policiales por hechos similares, ha vuelto a ser detenido en la madrugada del sábado al domingo, por segunda vez en pocos días, en el mismo lugar y por el mismo delito.

Según testimonios recabados por este diario, a las tres de la tarde del domingo, 3 de abril, ya estaba en manos de la Policía. Se le intervino un botín de lo más variado: relojes de alta gama varios, móviles, gafas de marcas de lujo … e incluso unas nueces, también procedentes de la vivienda.

Aunque algún testigo creyó que se trataba de un menor, LA CRÓNICA ha confirmado que es mayor de edad, un dato que tampoco parece impedir que la reiteración de sus delitos suponga freno judicial a su actividad.

Más información: