Una llave especial y un buen golpe vale, según en qué manos, para abrir casi cualquier puerta.
Disponer de vivienda propia, no está a alcance de todos, incluso en lo referido a las ayudas.

De forma sorprendente, por lo inusual, la Guardia Civil ha precisado la nacionalidad de tres presuntos delincuentes, de entre 32 y 39 años, detenidos como supuestos autores del robo de joyas en el interior de viviendas de Guadalajara y otras localidades en las provincias de Toledo, Cuenca, Ávila, Segovia y Madrid.  En todos los casos, aprovechaban la ausencia de los propietarios de los domicilios para acceder a los mismos.

La operación dio inicio tras un robo en una urbanización de la localidad de Olías del Rey (Toledo), el pasado 28 de enero. Tras unas primeras pesquisas, se consiguió identificar el vehículo que utilizaba la banda, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Durante la investigación se comprobó que se trataba de una banda que había llevado a cabo más de una veintena de robos en domicilios, mediante el método del «bumping», que consiste esencialmente en reventar el bombín de la puerta de entrada con un útil especial, fácil de conseguir, y con la suficiente maña.

Así actúa una llave para «bumping», si quien lo hace tiene la habilidad suficiente.

La «llave mágica» que abre todas las puertas mediante el «bumping»

En apenas segundos, un ladrón hábil consigue abrir incluso puertas de seguridad. Se usan para ellos llaves especiales, que en sí mismas no son ilegales y que se ofrecen abiertamente en Internet. Introducida la llave, se hacen bailar los pistones del cilindro al ser golpeada en su parte exterior con un martillo u otro objeto. En el momento en que los pistones saltan a la vez, la llave gira y la puerta ya está abierta.

Como prevención, se venden también bombines teóricamente «antibumping».

Sea como fuere, el pasado 11 de marzo, tras una larga investigación, ya que la banda tomaba todo tipo de medidas de seguridad para dificultar a los agentes su seguimiento, se consiguió detener al grupo, compuesto por tres integrantes de origen georgiano, en el peaje de San Rafael (Segovia) de la AP6 justo después de cometer un robo en Segovia capital.

En el registro del vehículo se hallaron, ocultos en un doble techo, joyas y dinero en efectivo, sustraídos minutos antes, por un valor superior a los 5.000 euros. Los detenidos y los efectos intervenidos fueron puestos a disposición judicial.

Joyas y dinero recuperados por la Guardia Civil.

Más información: