15.8 C
Guadalajara
20 junio 2024
InicioLocalYa no será obligatorio ir a trabajar todos los días al Ayuntamiento...

Ya no será obligatorio ir a trabajar todos los días al Ayuntamiento de Guadalajara

Así será tras salir adelante, por unanimidad, este viernes, la aprobación inicial del Reglamento Regulador del trabajo a distancia para el personal del Ayuntamiento de Guadalajara. Supondrá un "indudable avance" para mejorar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, ha valorado Isabel Nogueroles. Serán cuatro días a la semana presenciales de manera obligatoria y las jornadas teletrabajables no podrán unirse a días de vacaciones o de asuntos propios. Aike quería que en vez de un día a la semana fueran dos.

-

Los trabajadores del Ayuntamiento de Guadalajara podrán empezar a trabajar, en breve, si así lo solicitan, un día a la semana desde su casa, a excepción de servicios municipales como los de Policía, Bomberos u operarios, entre otros. Así será tras salir adelante, por unanimidad, este viernes, la aprobación inicial del Reglamento Regulador del trabajo a distancia para el personal del Consistorio.

Un Reglamento Regulador del Teletrabajo para los Empleados Públicos que ha asumido tres enmiendas de las presentadas por la formación Aike y que, tal y como ha explicado la concejala delegada del Personal, Isabel Nogueroles, pretende conseguir una mayor eficacia en la prestación de los servicios mediante el uso de las nuevas tecnologías y de la gestión por objetivos, puesto que, según ha precisado, la evaluación del mismo se efectúa en términos de resultados u objetivos y no de tiempo de presencia en el centro.

Además, también supondrá un «indudable avance» para mejorar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, ha recalcado en su intervención.

El texto del reglamento se estructura en cinco capítulos y contiene 21 artículos, y con su entrada en vigor quedará derogado el decreto de Alcaldía del 6 de mayo de 2021 por el que se regula aún la prestación de servicios de los empleados públicos en régimen de teletrabajo.

La concejal del área ha recordado, no obstante, que el teletrabajo es algo «voluntario y reversible» por parte de los trabajadores, y que recogerá un plan voluntario de trabajo con una autorización máxima de un año, pudiendo suspenderse o prorrogarse; serán cuatro días a la semana presenciales de manera obligatoria y las jornadas teletrabajables no podrán unirse a días de vacaciones o de asuntos propios.

También se contempla en el Reglamento una modalidad mixta en aras a la conciliación para quien tenga menores de 12 años o mayores de edad con necesidades especiales, o algún familiar de segundo grado que no pueda valerse por si mismo.

Al ser el Ayuntamiento la Administración más cercana al ciudadano, también habrá un mínimo de los puestos de cada unidad administrativa trabajará de forma presencial.

En cuanto al procedimiento seguido, Nogueroles ha puesto en valor la participación activa en su elaboración por parte de las organizaciones sindicales representadas en la mesa general de negociación, siendo aprobado el texto normativo en la citada mesa con los 15 votos a favor de UGT y CSIF y de los grupos políticos del PSOE, PP y Vox, los 2 votos en contra de CCOO y la abstención del grupo Aike.

Tras esta aprobación inicial, se someterá a exposición pública por un plazo de 30 días naturales y también se publicará en el Boletín Oficial de la Provincia y se colgará en la página web del Ayuntamiento para facilitar la presentación de reclamaciones o sugerencias, si las hubiera.

Desde Aike, si bien su portavoz Susana Martínez ha dado su voto a favor, ha reconocido durante su intervención que le hubiera gustado que se incorporarán al reglamento algunas de las enmiendas que había presentado y que no se han asumido, mejoras como la de que sean al menos dos días a la semana de teletrabajo.

Desde la formación socialista, el concejal Santiago Baeza, ha mostrado su apoyo a este reglamento una vez que ha señalado que aun entendiendo que puede haber cuestiones mejorables, representa a una formación que «se ha dejado muchos pelos en la gatera» peleando por la negociación colectiva y «no se le puede hurtar» lo que es suyo para «tratar de enmendar la plana en un pleno. «Me parece una osadía», ha respondido a Martínez.

En cuanto a Vox, el concejal José María Antón, considera que la llegada de este reglamento es algo «una necesidad máxime tras la pandemia», resaltando el amplio consenso conseguido tanto por parte de las formaciones políticas como de los sindicatos, insistiendo, no obstante, en la necesidad de mantener un servicio presencial de atención al ciudadano «con cercanía».


Más información: