Ya hay balance oficial de la campaña municipal puesta en marcha con el objetivo de prevenir y combatir las agresiones sexistas durante las pasadas Ferias de Guadalajara.

La Concejalía de Igualdad instaló en el recinto ferial y en el paseo de San Roque dos puntos violeta desde los que se ha atendido a 1.725 personas durante la semana de Ferias y Fiestas. 

Del total de personas atendidas, 1.030 eran mujeres,  589 hombres y 106, niños. Además, el 45 por cien de los que se acercaron estaban en la franja de edad de los 18 a los 30 años.

En los mencionados puntos se ha repartido distinto material de sensibilización -pulseras, chapas o vasos-, que fue enviado también a las peñas de la ciudad. También se ha informado de los recursos de atención a víctimas de la violencia de género con los que cuenta Guadalajara, se propuso a distintas personas que se sometiesen al ‘termómetro del buen trato’ o que jugasen al ‘Pasapalabra feminista’ de Cruz Roja.

La campaña se reforzó en las redes sociales con la difusión de material de sensibilización y de un spot con las peñas de la ciudad. Además, la plaza de Santo Domingo lució el ‘decálogo del buen trato’ y la fachada principal del Ayuntamiento, una pancarta de rechazo a la violencia machista en la ciudad.

Valoraciones de Sara Simón
La concejala responsable de Igualdad, Sara Simón, recuerda la importancia de “visibilizar lo que como sociedad debemos rechazar, el machismo, y por otro lado lo que queremos construir: el buen trato”.

Simón ha mostrado su satisfacción por una “campaña pionera” que “como todo lo que se pone en marcha por primera vez, debe potenciarse y crecer”. En este sentido destaca “la estupenda acogida que la iniciativa ha tenido entre las peñas de la ciudad y las ganas de participar de la sociedad en general, especialmente de las personas más jóvenes”.

“Esta campaña ha puesto de relieve que como sociedad necesitamos formarnos en igualdad y las personas que han acudido a los Puntos Violeta han despertado su interés por saber más. De hecho, muchas de esas personas se han dado cuenta de la cantidad de gestos, comportamientos o actitudes a las que nos enfrentamos a diario que suponen dar un amparo inconsciente al machismo”, ha recalcado.