32.8 C
Guadalajara
13 julio 2024
InicioViajesUn viaje de 15.000 años a nuestros orígenes, a tiro de avión

Un viaje de 15.000 años a nuestros orígenes, a tiro de avión

-

Acababa el siglo XX y con él el segundo milenio de nuestra era cuando aquel montículo cerca de Urfa seguía siendo simplemente eso: un montículo pelado. Sólo la inspiración de un arqueólogo, el alemán Klaus Schmidt, permitió devolver a la luz un increíble templo. Más sorprendente aún es que ese conjunto, magníficamente conservado está datado en el tiempo en que los humanos empezábamos a dejar de recolectar para convertirnos en los primeros agricultores. La religión ya andaba por ahí. Y en el centro de todo, Göbeklitepe, "la colina con forma de panza". Un motivo más, y no el menos importante, para acercanos a Turquía.

Los monolitos de mayor tamaño se crearon con una longitud próxima a los seis metros, una sola pieza de unas 40 toneladas. Y eso, entre 6.000 y 10.000 años antes del celebérrimo  Stonehenge. Aunque aún no se ha datado con precisión el inicio de la actividad en este santuario turco, sí se sabe que dejó de haberla hace unos 9.500 años.

Las figuras en relieve de animales y plantas que han aparecido en la base se cree que son los primeros ejemplos de escultura en el mundo. El hecho de que Göbeklitepe haya estado enterrado con toneladas de tierra y escombros desde unos 1.000 años después de su construcción y cómo se ha mantenido hasta hoy sigue siendo un misterio. Porque, en efecto, todo ha estado oculto bajo toneladas y toneladas de tierra hasta formar una montaña artificial durante milenios. El georradar ha demostrado que aún siguen sepultados otra quincena de recintos.

¿Por qué viajar ahora?
Aunque siempre haya razones para que el turista see acerque a Turquía, los responsables de ese país han iniciado un plan para su difusión y para darle el realce y el conocimiento que realmente merece.

El sitio arqueológico de Göbeklitepe está situado en Şanlıurfa. Es Patrimonio Mundial de la UNESCO desde julio de 2018. 

A 20 kilómetros del centro de la ciudad de Şanlıurfa, ciudad que cuenta con aeropuerto, se encuentra Göbeklitepe, cerca del asentamiento neolítico llamado Nevalı Çori situado en el curso del rio Éufrates.

Dice una leyenda que el Rey Nimrod quiso quemar al profeta Abraham, pero las llamas se convirtieron en agua y los troncos en peces, dando lugar así, a Balikligöl, un estanque situado en la zona.

Además de arrojar luz sobre la historia de la humanidad, se espera que Göbeklitepe contribuya al reconocimiento de Şanlıurfa, conocida como “ciudad de los profetas“ suscitando estudios arqueológicos en la región.