Según ha confirmado la Policía Local de Guadalajara, a las nueve y media de la mañana del primer día del año, el miércoles 1 de enero de 2020, se tenía conocimiento de que se había producido un accidente de tráfico en la travesía de Santo Domingo. Como comprobaron los agentes, un vehículo había impactado contra dos bolardos metálicos, arrancándolos por su base, y había abandonado el lugar, dejando el coche un rastro de fluidos vertidos sobre la calzada.
 
Instantes más tarde, el vehículo pudo ser localizado en la calle de Antonio Cañadas, lugar donde se le practicó a su conductora la prueba de alcoholemia. En esa prueba se obtuvo un resultado positivo de 0,96 mgrs. de alcohol por litro de aire espirado, mientras que el límite permitido para los conduceres noveles, como era el caso, es de solo 0,15 mgrs.

La Policía local procedió a la detención de esta vecina de Guadalajara de 20 años de edad como autora de un delito contra la seguridad vial.