El alcarreño Juan Antonio Ibáñez siguie siendo accionista de referencia de Urbas.
El alcarreño Juan Antonio Ibáñez siguie siendo accionista de referencia de Urbas.

Urbas ha adquirido el cien por cien de la empresa de ingeniería vasca Construcciones Murias. Lo ha hecho con una inyección económica de más de 30 millones de euros, según ha informado la compañía este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Se incorporan a los fondos propios de Construcciones Murias determinados suelos del grupo Urbas, por importe de 19 millones de euros, para desarrollo residencial en el Corredor del Henares.

Los activos aportados se suman a los activos actuales de la nueva filial de Urbas, los cuales cuentan con un valor superior a 40 millones de euros, antes de la aportación económica, entre los que destacan los activos del Parque Comercial Gorbeia, suelos para desarrollos residenciales, locales comerciales y diversos aparcamientos en rotación.

En concreto, dicha adquisición se ha llevado a cabo dentro del proceso de reestructuración societaria del grupo al que pertenecía Construcciones Murias, mediante la inyección dineraria de 12 millones de euros obtenidos a través de una línea de financiación concedida exclusivamente para tal fin con la garantía corporativa de Urbas Grupo Financiero.

Urbas ha resaltado que esta operación “no compromete, sino que refuerza, su plan de negocio para el periodo 2019-2022”.

Más ingresos para Urbas

“La integración de Construcciones Murias en Urbas supondrá un fuerte impulso a los ingresos de Urbas y servirá para potenciar su plan de negocio, diversificar su actividad y facilitar la entrada en nuevos mercados”, ha destacado la compañía.

Adicionalmente, crea nuevas sinergias con la integración en el grupo de una actividad complementaria con la de promoción inmobiliaria y gestión de suelo, actividades en las que Urbas está especializada y que, a partir de ahora, desarrollará también sobre la cartera de suelo que su nueva filial tiene distribuida por el País Vasco.

Así, Urbas aportará parte de su propia cartera de obra a su nueva filial, con el objetivo de potenciar el plan de negocio de esta última y favorecer la expansión de Construcciones Murias en el resto del territorio nacional.

“Esta adquisición supondrá un fuerte incremento de los ingresos de Urbas, que sigue avanzando con su plan de reducción de deuda financiera a la par que sigue aumentando su actividad inmobiliaria”, ha destacado la firma.