Miguel Oliver, secretario de Estado de Comunicación.
Miguel Oliver, secretario de Estado de Comunicación.

El diario ‘La Razón’ y el digital ‘Ok Diario’ dejarán de preguntar en las ruedas de prensa telemáticas organizadas por el Gobierno bajo el estado de alarma uniéndose así a la protesta que han realizado también los medios ‘Libertad Digital’, ‘El Mundo, ‘Abc’ y ‘Vozpópuli’ por la “censura” que ejerce el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, al seleccionar y formular al propio Ejecutivo las preguntas que de manera previa los periodistas envían a través de Whatsapp.

Así lo ha anunciado este medio a través de un artículo de opinión titulado “Ya no participaremos más de sus ruedas de prensa trucadas, señor Presidente” en el que informan de su decisión y avisan que ninguna epidemia “puede conculcar” muchas de las cuestiones amparadas por la libertad de información.

El último en unirse a esta propuesta ha sido el digital ‘Ok Diario’ al considerar que el sistema utilizado por La Moncloa implica una “censura evidente” a los medios de comunicación.

El primer diario que ha tomado esta decisión ha sido ‘Libertad Digital’ a través de un editorial. Posteriormente se ha sumado ‘El Mundo’ explicando en otro editorial publicado la tarde de este sábado en su página web los detalles por los que dejaba de preguntar.

Luego ha sido el diario ‘ABC’, según ha avanzado también en las redes sociales el redactor jefe de Política de este medio, Juan Fernández Miranda, impulsor del manifiesto ‘La Libertad de Preguntar’ suscrito por más de 400 periodistas para pedir al Gobierno que cambiara el procedimiento por el que organiza las preguntas en las ruedas de prensa del Gobierno, que pasaron a hacerse de manera telemática ante la prohibición de entrada de los periodistas en el complejo de La Moncloa desde el pasado 14 de marzo por razones de seguridad sanitaria.

Por su parte, el digital ‘Vozpópuli’ expone en otra editorial que ha decidido “no prestarse más al juego” organizado por la Secretaría de Estado de Comunicación para filtrar “a su antojo” las preguntas que se le hacen al Gobierno durante el estado de alarma.