El centro de Lisboa permanece inalterado para el viajero que sabe aprovechar los buenos momentos que ofrece la ciudad.
El centro de Lisboa permanece inalterado para el viajero que sabe aprovechar los buenos momentos que ofrece la ciudad. (Foto: La Crónic@)

Todas las zonas turísticas de Lisboa y sus alrededores están listas para recibir a los visitantes internacionales. Así lo aseguran desde la Oficina de Turismo en Madrid y así lo deducirán en breve los millones de espectadores que seguirán por televisión la fase final de la Campions League, que se celebrará en la capital lusa. Las fronteras se van abriendo, con la aplicación de todas las medidas posibles en materia de salud pública y seguridad.

Lisboa aporta una combinación única perfecta entre naturaleza y mar, patrimonio e historia. Lugares emblemáticos como Terreiro do Paço, Baixa/Chiado, Belém-Ajuda, Parque das Nações, toda la zona ribereña, los barrios históricos de Alfama, Bica, Bairro Alto, Mouraria, Graça y, a pocos kilómetros, Sintra – Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO, Cascáis y sus playas, Mafra, Ericeira (la reserva mundial de surf), Arrábida (con el parque natural y las playas más bellas de la región), Azeitão y sus bodegas, toda la extensión de las playas de la Costa da Caparica…

¿Qué ha cambiado el COVID-19 en Lisboa?

En Portugal se han aplicado, con éxito, diversas medidas de salud pública para proteger tanto a los visitantes como a la población local y evitar la propagación del virus. Las directrices generales de comportamiento incluyen el distanciamiento social y el uso obligatorio de mascarillas en los transportes y servicios públicos, en tiendas y supermercados, en espacios cerrados o en las zonas de mayor tránsito donde es imposible mantener la distancia de seguridad establecida.

Todos los servicios deben adoptar medidas de higiene y saneamiento según las indicaciones de la Dirección General de Salud, con recomendaciones específicas para los distintos sectores de actividad.

En el sector del turismo, el sello “Clean & Safe” permite a los visitantes identificar los negocios que cumplen con los requisitos de seguridad, para que puedan tener una mayor confianza en el uso de los establecimientos destinados al alojamiento, en los diversos servicios turísticos, restaurantes y otras atracciones turísticas.

Paula Oliveira, directora ejecutiva de la Asociación de Turismo de Lisboa, recuerda que “desde junio hemos estado recibiendo a nuestros turistas en la maravillosa región de Lisboa. Los visitantes pueden estar seguros de que seguimos haciendo de su salud y seguridad nuestra principal prioridad, asegurándonos de que tengan experiencias inolvidables, una gastronomía fantástica y momentos de auténtico placer con toda la confianza y tranquilidad”

Durante años, la ciudad ha sido apreciada por su hospitalidad pero, sobre todo, por su seguridad. El reto ahora es demostrárselo a los turistas, a pie de calle.