Interior del edificio de la Universidad de Alcalá en la calle Cifuentes de Guadalajara.
Interior del edificio de la Universidad de Alcalá en la calle Cifuentes de Guadalajara.

El delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, junto con la delegada de Sanidad, Margarita Gascueña, ha mantenido una reunión de trabajo con el vicerrector del Campus de Guadalajara y Relaciones Institucionales de la Universidad de Alcalá (UAH), Carmelo García, para abordar distintas cuestiones ante el inicio del curso académico universitario el próximo lunes, 28 de septiembre.

El encuentro ha servido para evaluar el plan de contingencia establecido por la Universidad de Alcalá para el presente curso y repasar los protocolos sanitarios en el ámbito educativo con el fin de asegurar un desarrollo de curso seguro.

Carmelo García, Eusebio Robles y Margarita Gascueña en su reunión en la Delegación de la Junta.
Carmelo García, Eusebio Robles y Margarita Gascueña en su reunión en la Delegación de la Junta.

Mascarilla en todo momento

Desde la Delegación de la Junta se ha remarcado la importancia de que tanto el alumnado, como el profesorado y el personal de administración y servicios lleven en todo momento la mascarilla. También se ha puesto énfasis en que se pueda garantizar la distancia entre alumnos y alumnas en las aulas y el fomento de una correcta higiene de manos.

Ventilación de aulas

Junto a las medidas anteriores, la Universidad de Alcalá dará prioridad a la ventilación de las aulas y a facilitar información que propicie una localización rápida de los casos sospechosos de COVID-19 y sus contactos más estrechos, permitiendo así agilizar el protocolo sanitario previsto para la detección y seguimiento de casos.

Edificio Multidepartamental de la Universidad de Alcalá en Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Edificio Multidepartamental de la Universidad de Alcalá en Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Actividad sempresencial

Está previsto que las actividades formativas se desarrollen de forma semipresencial, una combinación de actividades presenciales en aulas y laboratorios, siempre que la situación epidemiológica lo permita, y de actividades a distancia.

Con carácter general, de acuerdo con el Plan de Actuación para la Adecuación de la Actividad Universitaria en el presente curso, aprobado el pasado mes de julio por el Consejo de Gobierno, es obligatorio el uso de mascarilla en todos los espacios universitarios y se garantizará una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros. Además, tratarán de escalonarse las entradas y salidas, tanto de edificios como de las aulas, y se ha organizado y señalizado la circulación de personas y la distribución de los espacios, con el fin de evitar la formación de aglomeraciones en las instalaciones.

Por otro lado, los centros disponen de reserva de mascarillas, dispensadores de gel hidroalcohólico para la higiene de manos y se han reforzado los servicios de limpieza. Cada uno de ellos, cuenta con un Plan de Contingencia que prevé las actuaciones a realizar y los mecanismos de coordinación necesarios ante los posibles escenarios, y también con una persona responsable para todos los aspectos relacionados con el COVID-19.

En cuanto a los aforos en las aulas, estos serán de un máximo del 50% de la capacidad de las salas y de un máximo de 50 personas por actividad.

Docencia en grado y posgrado

En grado, las acciones formativas se desarrollarán inicialmente de forma semipresencial, combinando actividades de docencia presencial en las aulas y los laboratorios, con otras a distancia, tanto en tiempo real, como grabadas. Por su parte, en la mayoría de los másteres universitarios, las actividades docentes son presenciales, ya que, por lo general, son grupos pequeños de no más de 25 estudiantes.

El modelo será flexible, adaptándose en cada momento a las variaciones de las circunstancias sanitarias y normativas. En el caso más desfavorable, si impusieran un confinamiento, se reconducirá toda la enseñanza a un formato online o a distancia.

Edificio Multidepartamental de la Universidad de Alcalá en Guadalajara.

Apertura de bibliotecas y salas de estudio

El objetivo sigue siendo ofrecer un servicio de calidad. Independientemente de la presencia física y apertura de edificios, seguimos apoyando las actividades del personal docente, investigador y de los estudiantes.

En las salas de estudio se limitará el aforo, contemplando las medidas higiénicas y de distanciamiento. Para los préstamos se requiere cita previa y los usuarios no podrán retirar los libros directamente. Además, seguirán reservándose las salas de trabajo en grupo, al menos las de mayor capacidad, reduciendo su aforo para permitir la distancia interpersonal.

Más información: