Aconsejan que los pagos no se hagan en metálico.

Cercanías Madrid implanta de forma definitiva a partir del 1 de julio de 2019 la Tarjeta Sin Contacto (TSC) ‘+Renfe&Tú’ para todos sus títulos de transporte y dejará de emitir los billetes con banda magnética, que únicamente seguirán existiendo para el ‘CombinadoCercanías’, incluido en los tickets de los viajeros de los servicios Ave y Larga Distancia de Renfe.
 
Desde este próximo lunes, los usuarios del servicio de Cercanías Madrid deberán tener una TSC personalizada o, en su caso, para viajeros menos habituales (billetes sencillos o billetes de ida y vuelta) la tarjeta no personalizada.

Ambas tarjetas son reutilizables para cargar los títulos de viaje en sucesivas ocasiones. El coste del soporte de la tarjeta no personalizada es de 0,50 euros y una vez adquirida puede recargarse y utilizarse de nuevo sin tener que volver a abonar esa cantidad. 

Para justificar la decisión, Renfe asegura que la tarjeta sin contacto ‘+Renfe&Tú’ de Cercanías de Madrid "permite un acceso más rápido a los andenes, al proporcionar mayor velocidad de validación y reducir tiempos de espera para acceder o salir del andén".

La tarjeta se puede recargar con los títulos de transporte utilizados por el usuario en taquillas y máquinas autoventa del núcleo de Cercanías, "debiendo validar los viajes antes de viajar, en los controles de acceso o máquinas validadoras".

El proceso de implantación de la tarjeta ‘+Renfe&Tú’ en Cercanías Madrid comenzó en 2016, en sus dos modalidades: Personalizada y No Personalizada. Desde su lanzamiento se han activado más de 213.000 tarjetas personalizadas y más de dos millones de soportes no personalizados.