El edificio administrativo de la central de Zorita, en plena demolición.
El edificio administrativo de la central de Zorita, en plena demolición. Doce años después del inicio de los trabajaos aún no ha terminado el desmantelamiento de la primera nuclear española.

El entorno de la central nuclear de Zorita, instalación cuyo desmantelamiento está a punto de finalizar, pronto acogerá dos plantas fotovoltaicas que ya cuentan con el informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear, extremo que permitirá avanzar en la construcción de la subestación eléctrica de evacuación.

El desmantelamiento de la central nuclear José Cabrera, que se inició en febrero de 2010, se encuentra avanzado en un 95% y los municipios afectados por su cierre esperan nuevos proyectos, que alivien los ingresos dejados de percibir.

Naturgy, propietaria y empresa operadora de la central cuando estaba en funcionamiento, construirá tres plantas fotovoltaicas en el entorno de la central. Dos de ellas, Zorita I y Zorita II, ya cuentan con Declaración de Impacto Ambiental favorable; la tercera, Zorita III, se encuentra en proyecto.

308 empleos directos durante la construcción

El trabajo administrativo de estas dos primeras plantas solares, de 50 MW cada una y que generarán en conjunto 308 puestos de trabajo directos y 303 indirectos en su fase de construcción, está muy adelantado, y esta misma semana ha superado un nuevo trámite que permitirá a Naturgy avanzar en la construcción de la subestación eléctrica que dará servicio a las instalaciones fotovoltaicas en el emplazamiento de la central nuclear.

Se trata del informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) sobre la propuesta de modificación del acuerdo de transferencia de titularidad de la central nuclear «José Cabrera» para su desmantelamiento y clausura, firmado entre Naturgy y Enresa, dado que el emplazamiento de la subestación está en una área en la que cualquier modificación de uso precisa de autorización del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, previo informe del CSN.

Con este informe en la mano y con la Declaración de Impacto Ambiental Favorable obtenida el pasado mes de noviembre, en la comarca confían en que se agilicen las diversas autorizaciones administrativas a cargo de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

Dos plantas solares en el entorno de la central se levantarán fuera de lo que fue el emplazamiento de la planta nuclear, que estuvo dentro del término de Almonacid de Zorita. Los paneles se montarán muy cerca, concretamente a unos 400 metros, pero ya en el término de Zorita de los Canes. «De aquí a nada nos han dicho que nos pedirán la licencia de obra», confirma su alcalde, José Andrés Nadador, quien considera que los proyectos de Zorita I y Zorita II «están encauzados y tienen prácticamente todos los permisos y requisitos que necesitan».

«Va a suponer una transición de la energía nuclear a la solar y muchísimos puestos de trabajo. Será muy importante para la zona: hoteles, restaurantes, bares…», vaticina. «Para nosotros es muy importante porque supondrá más impuestos para el Ayuntamiento», ha añadido.

Más información: