Entrada de la Guardia Civil en uno de los chalés de Torrejón del Rey utilizados para el cultivo de marihuana. (Foto: Guardia Civil)
Entrada de la Guardia Civil en uno de los chalés de Torrejón del Rey utilizados para el cultivo de marihuana. (Foto: Guardia Civil)

Importante operación de la Guardia Civil en la provincia de Guadalajara, que ha culminado con la detención de once personas en Torrejón del Rey. Se les considera responsables de una plantación de marihuana que casi triplicaba las dimensiones máximas habituales en en este tipo de instalaciones bajo techo: se han incautado 2.782 plantas, en diferentes estados de crecimiento.

Ante los Juzgados de Guadalajara se ha puesto a 11 personas, «del mismo clan familiar» como puntualizan desde la Comandancia de la Avenida de Castilla. Se trata de 4 mujeres y 7 hombres, de entre 20 y 55 años de edad. Se les considera presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo de marihuana y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Una investigación iniciada en marzo y resuelta en julio

El hilo del ovillo se empezó a desenredar el pasado mes de marzo con la detención de una
mujer en la urbanización «Caraquiz», de Uceda. Llevaba encima una bolsa con casi 6 kilos de cogollos de marihuana.

Esta detención propició la investigación de dos viviendas ubicadas en Torrejón del Rey, donde los ahora detenidos habían establecido, según los investigadores de la Guardia civil, dos centros de producción de marihuana de mayor alcance de lo habitual.

Ha sido ahora, el pasado 19 de julio, cuando con el apoyo de un dron del equipo PEGASO, la USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia) y con unidades territoriales de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares y Uceda, se entraba en ambas viviendas.

Cogollos de marihuana.
Cogollos de marihuana. (Foto: Guardia Civil)
Vista parcial de la plantación existente en uno de los chalés. (Foto: Guardia Civil)
Vista parcial de la plantación existente en uno de los chalés. (Foto: Guardia Civil)

En el interior se localizaron dos plantaciones de marihuana con 2.782 plantas de marihuana en diferentes estados de crecimiento, de las cuales casi un millar se encontraban en proceso de secado, así como 2 kilogramos de cogollos de marihuana secos y preparados para su distribución y comercialización.

También se incautaron 9 aparatos de aire acondicionado, 6 filtros de carbono, 3 generadores de ozono, 94 lámparas con sus correspondientes balastros eléctricos, 25 ventiladores y distintos efectos y sustancias para el cultivo de las plantas.

Por último se logró esclarecer la existencia de dos enganches ilegales al suministro eléctrico, gracias a las mediciones del consumo de electricidad realizadas por operarios de la empresa encargada de suministro en la zona que permitieron la detección de dos enganches directos a la red eléctrica. Se estima que la cantidad defraudada a la compañía encargada del suministro eléctrico podría ascender a unos 75.000 euros en este último año.

Más información: