27.6 C
Guadalajara
16 julio 2024
InicioViajes4 propuestas para no pasar calor en este tórrido agosto

4 propuestas para no pasar calor en este tórrido agosto

Planes refrescantes en la región más sureña de Bélgica, que invita a los visitantes a refrescarse en entornos idílicos. ¿Lo dudas? Compruébalo con LA CRÓNICA...

-

En medio del verano mediterráneo, que está siendo insoportablemente caluroso, Valonia se presenta como un destino ideal para escapar de un calor sofocante. Con una gran variedad de planes refrescantes, la región más sureña de Bélgica invita a los visitantes a refrescarse en entornos idílicos. Veamos algunos de ellos…

De ruta por el verde del Geoparque de las Ardenas

Con 530.000 hectáreas de bosque en, Valonia el pulmón verde de Bélgica, con más del 30% del territorio teñido de color naturaleza. Pero, si hay un paisaje valón capaz de quitar el aliento este es el Geoparque de las Ardenas, el primer geoparque mundial UNESCO en Bélgica. Además de paisajes exuberantes, esta joya reúne 8 geosenderos que transcurren por yacimientos geológicos, ríos y paisajes. Al tratarse de Valonia, además de itinerarios a pie, en el Geoparque de las Ardenas también hay numerosas rutas señalizadas en bicicleta para descubrir el territorio. 

Los circuitos son tan variopintos que van desde itinerarios pequeños para conocer el producto local en tiendas familiares hasta rutas de 12 kilómetros (o más) para recorrer bucólicos bosques o campos para llegar de una villa a otra.

Actividades acuáticas en Valonia

A pesar de no tener acceso al mar, Valonia es tierra de agua. Por eso, algunas de las actividades más cotizadas de la región son las acuáticas: paseos en barcos eléctricos, paddle surf o tirolinas encima del agua. Probablemente, la actividad más bucólica es la de realizar un tranquilo paseo en kayak en el río Lesse o el Ourthe, donde el agua y la belleza del paisaje es un acompañante más del recorrido. 

La sencillez de ir de comprar o tumbarse en el césped 

Con una temperatura agradable a cualquier hora del día, en el verano de Valonia es apetecible hacer cualquier actividad al aire libre, incluso aquellas más sencillas o cuotidianas. Desde comprar mermelada casera y de sabores curiosos en Durbuy, la ciudad más pequeña del mundo; hasta tumbarse en los jardines colgantes de Thuin antes o después de recorrer el itinerario artístico de la ciudad, que se compone de 18 monumentos que convierten a Thuin en un auténtico museo al aire libre. La ciudad medieval de Bouillon, que ostenta el vestigio feudal más antiguo de Bélgica, es otra alternativa para pasar el día caminando entre los interiores y exteriores de su fortaleza. 

Visitar las Grutas de Han

Si todavía se quiere buscar una temperatura todavía más agradable, el lugar a visitar son las Grutas de Han, en Rochefort, que son uno de los atractivos turísticos más fuertes de la región. Este maravilloso complejo de cuevas ofrece una experiencia única mientras se adentran en las profundidades de la tierra y descubren formaciones rocosas impresionantes, con una red de galerías de 1,3 kilómetros. Guiados por expertos, los visitantes pueden admirar estalactitas y estalagmitas de formas caprichosas, mientras se deleitan con la frescura de las galerías subterráneas. Además, a la salida se encuentra un restaurante-cervecería con una carta de productos locales a orillas del Lesse.


Más información sobre Valonia en LA CRÓNICA: