11.2 C
Guadalajara
18 abril 2024
InicioLocalAlberto Rojo se queja (otra vez) de Guarinos

Alberto Rojo se queja (otra vez) de Guarinos

"No habrá cien días para el nuevo gobierno porque la labor de oposición empieza aquí y ahora", ha planteado Alberto Rojo este jueves ante los periodistas.

-

El exalcalde socialista de Guadalajara y candidato al Congreso de los Diputados, Alberto Rojo, cree ver ya en el nuevo Gobierno municipal formado por el PP y Vox «tintes» de «falta de transparencia, claridad y lealtad» y «política en minúsculas» en vez de pensar en la ciudadanía. El anterior alcalde ha anunciado una oposición «firme, leal, constructiva e inflexible ante cualquier retroceso» desde ahora mismo, sin esperar a los 100 días de cortesía, que suelen concederse.

Acompañado de la que ya es la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Sara Simón, y de otros miembros del grupo municipal, Rojo ha pedido a Guarinos que cese en estos «guiños iniciales» de los que, asegura, está dando muestras.

Por ejemplo, Rojo ha recriminado a Guarinos el hecho de que no aceptara que fuera él quien le diese el bastón de mando el día de la investidura. Según ha podido comprobar LA CRÓNICA en el archivo fotográfico del diario, hace cuatro años Alberto Rojo no recibió el bastón de mando de Antonio Román sino de manos de Ángeles García, que presidía la Mesa de Edad. En este 2023 se habría repetido ese protocolo, con el concejal de Vox que hacía esa función y la alcaldesa.

Alberto Rojo, en el momento de recibir el bastón de mando como alcalde, en 2019. Detrás, Ángeles García y Lucía de Luz, que integraron ese día la Mesa de Edad. (Foto: Jesús Ropero / Ayuntamiento de Guadalajara)

Alberto Rojo también ha recriminado a Guarinos que no le felicitase el 28M por ser el PSOE la lista ganadora. A juicio del exalcalde, lo uno y lo otro son hechos que denotan «una Guarinos en estado puro».

Que se muestre el acuerdo entre PP y Vox

También ha vuelto a criticar Rojo al nuevo Gobierno municipal por el acuerdo de gobernabilidad pactado entre PP y Vox, pues considera que el decálogo que se presentó «es un insulto a la inteligencia».

También se ha mostrado muy sorprendido y crítico ante la decisión de que la primera recepción pública en el Ayuntamiento haya sido al presidente del PP en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, en vez de reunirse con el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, para hablar sobre los proyectos de la ciudad, lo que a juicio del exalcalde denota «falta de lealtad» institucional.

Según insiste Alberto Rojo, si lo que quiere Ana Guarinos es tener en el Ayuntamiento «una sede» para hacer «oposición» al Gobierno de Castilla-La Mancha, «va por mal camino».

Con la comparecencia de este jueves ante los medios, el Grupo Municipal Socialista ha querido dar el pistoletazo de salida a lo que será a partir de ahora su labor de oposición frente a un Gobierno fruto de un «pacto de perdedores».

Más de 11 millones de «ahorros» en las arcas municipales

Adelantándose a las posibles críticas de sus sucesores, Rojo ha apuntado que han dejado el Ayuntamiento en una «excelente» situación económica, sin impagos y con un ahorro acumulado de 11,32 millones de euros, y esperan que el nuevo gobierno «no titubee» a la hora de tomar medidas para favorecer un buen entorno en la lucha contra el cambio climático.

Respecto a la inversión pública, ha afirmado que se han hecho 32 «grandes» proyectos que ahora la nueva alcaldesa solo tendrá que inaugurar porque «están en marcha»; entre ellos ha mencionados la rehabilitación integral calles y plazas en el casco; la construcción de más de 300 viviendas en alquiler a precios asequibles, la depuradora de Iriépal, el parque de bomberos, la casa del cuento o la rehabilitación de los centros sociales del Alamín y la Amistad.

Alberto Rojo espera que desde el nuevo Gobierno sean transparentes porque «nosotros vamos a hacer una oposición responsable y a seguir hablando claro a la gente. No nos van a cambiar», ha subrayado, insistiendo en que van a estar vigilantes y «no habrá cien días para el nuevo gobierno porque la labor de oposición empieza aquí y ahora», ha abundado, tras incidir en que Guadalajara afronta un momento histórico sin precedentes y que no se puede perder «ni un minuto».

Y en esta línea, ha tendido la mano a Ana Guarinos para que en su pacto con Vox «no engulla las políticas de igualdad, diversidad y multiculturalidad». «Si no coge nuestra mano será la responsable de los retrocesos que tenga la ciudad», ha apostillado, exigiendo a la alcaldesa transparencia y lealtad con la ciudad y que abandone las posiciones «despóticas y sectarias».


Más información: