Control de la Guardia Civil de Tráfico en la rotonda de Cuatro Caminos, en Guadalajara.
Control de la Guardia Civil de Tráfico en la rotonda de Cuatro Caminos, en Guadalajara.

La feria chica de Horche en este 2021 ya es historia, aunque para algunos va a tener más consecuencias de las previstas, al menos en su futuro más inmediato. Un total de 45 conductores quedaron registrados de diverso modo en los controles instalados por la Guardia Civil con el fin de controlar bajo qué efectos circulaban durante el segundo y cuarto fin de semana de este mes de octubre. En algunos casos es difícil de entender que no tomaran las curvas al revés. En los casos más graves, los vehículos quedaron inmovilizados.

En estos operativos, durante los dos últimos fines de semana, se realizaron un total de 826 pruebas de alcoholemia, resultado 19 de ellas positivas. Dos de estos conductores fueron puestos a disposición judicial en calidad de investigados por un presunto delito contra la Seguridad Vial por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas. A los 17 restantes se le confeccionó el correspondiente boletín de denuncias por infracción administrativa.

Pillados sin carnet

También fueron puestos a disposición judicial 3 conductores por un presunto delito contra la Seguridad Vial: 2 por conducir careciendo de autorización para conducir y 1 como cooperador necesario.

Cabe destacar que a lo largo de ambos fines de semana no se produjeron siniestros viales de gravedad en la provincia.

Más información: