29.3 C
Guadalajara
13 julio 2024
InicioLocalAmelia no ha podido recoger los restos de su padre, asesinado en...

Amelia no ha podido recoger los restos de su padre, asesinado en Guadalajara

Este sábado, familiares de dos represaliados recibirán sus restos en el cementerio de Guadalajara, después de ser identificados por el ADN.

-

Romualdo Puerto Ibarra nació el 7 de febrero de 1903 en Sacedón. Allí trabajó en lo que salía, como jornalero, para sacar adelante a su familia. Este afiliado a la UGT fue conducido al paredón del cementerio de Guadalajara el 8 de marzo de 1940. Le enterraron a pocos metros, en una fosa común, una de las muchas que se fueron alineando en ese patio y que actualmente se van reabriendo, poco a poco. Romualdo tenía 37 años.

Mucho tiempo después, en octubre de 2020, coincidiendo con la exhumación de los cuerpos de la fosa, Amelia Puerto Gil, su hija, envió desde Francia un video recordando a su padre y como era la vida familiar.

Este sábado debería haber podido estar en Guadalajara, para recoger ella misma los restos de su padre. Sin embargo, ya nonagenaria, Amelia falleció el año pasado.

Dos entregas este sábado

Este sábado, otros familiares los recibirán, después de identificados por el ADN. El acto se llevará a cabo a las doce de la mañana en el propio cementerio, junto a la fosa donde ha trabajado en los últimos meses la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH).

No será el único cuerpo recuperado. Francisco Cordón Herreros, otro jornalero, nació en 1898 en Loranca de Tajuña. Militante del PCE, donde hizo funciones de tesorero, era también afiliado a UGT. El día 22 de septiembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 819/39, fue condenado a muerte por un delito de ‘Adhesión a la rebelión con la concurrencia de las circunstancias agravantes de perversidad social, daños causados al estado y particulares y mayor trascendencia de los hechos ejecutados’. El 4 de marzo de 1940 lo ejecutaron y enterraron en el patio 4, fosa 3, del Cementerio Civil de Guadalajara. Francisco tenía 42 años. Este sábado, 12 de de febrero de 2022, su familia lo recupera.

Junto a estas dos personas, otras 19 fueron enterradas en esa misma fosa, abierta de nuevo en octubre de 2020. Hasta la fecha, seis osamentas han sido identificadas y entregadas. Se sigue trabajando en el resto de las identificaciones en los casos que han sido reclamados por familiares. Luego se continuará con la fosa 4, exhumada en 2021 y en la que hay constancia de 21 fusilados.

En las 12 fosas que restan se estima en 250 los cuerpos pendientes de exhumación.

Más información: