La adolescente y su madre han recibido el apoyo de parte de la colonia musulmana en Guadalajara a las puertas del Liceo Caracense.
La adolescente y su madre uno de los días en que recibieron el apoyo de parte de la colonia musulmana de Guadalajara.

La Plataforma Feminista de Guadalajara acaba de expresar su apoyo a la familia de Farah, la estudiante del Liceo Caracence que a partir de este lunes y hasta el 19 de noviembre no podrá acudir a clases por llevar hiyab.

«Hacemos un llamamiento al IES Liceo Caracense y a la Consejería de Educación para que Farah sea inmediatamente readmitida, como es su derecho», plantean desde la Plataforma.

Farah tiene 13 años y es su primer año en el IES Liceo Caracence. Desde la Plataforma Feminista dan por cierto que a Farah, después de empezar a vestir el hiyab en el instituto, «la dejaron abandonada en el patio durante varios días y después la separaron de sus compañeras y compañeros, aislándola en un “aula de convivencia” que ni siquiera tiene ventanas, donde solo los profesores aparecen un momento para proporcionarle la tarea o los exámenes».

«Es un ejemplo de racismo»

Para la Plataforma Feminista, «lo de Farah se configura como un típico ejemplo de racismo contra una mujer de religión islámica, que en los últimos vente años se han hecho más frecuentes en España, así como en el resto de Europa y Norteamérica con motivo de los atentados terroristas de Nueva York, Madrid y Londres y de las invasiones de Afganistán y Iraq. Las mujeres musulmanas son más visibles y reconocibles con respecto a sus correligionarios varones por su vestimenta, que ha sido transformada en el símbolo de su supuesta inferioridad y falta de voluntad en adecuarse a las costumbres de una supuesta cultura occidental superior». «Como mujeres feministas y antirracistas, su lucha por un mundo más justo es también nuestra lucha».

Más información: