Nieve en Renera el 7 de enero de 2021. (Foto: Maribel Martín Duró)
Nieve en Renera el 7 de enero de 2021. (Foto: Maribel Martín Duró)

La empresa pública de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, GEACAM, trabaja a lo largo de este jueves abriendo accesos que permanecen cubiertos de nieve y que aún mantienen aisladas a varias personas en distintos puntos de la provincia de Guadalajara.

En la mañana del 14 de enero, cinco días después del inicio de las nevadas, parte del operativo ha rescatado a dos personas en Pradilla, pedanía de Prados Redondos; en ese caso, la vivienda había quedado aislada por la nieve.

Tras esta intervención se han desplazado con la máquina quitanieves a Torremochuela, donde han actuado para abrir el acceso a una instalación ganadera, que también se encontraba aislada.

Siguen los problemas en Budia

Para la tarde del jueves está previsto que el operativo de GEACAM proceda a la apertura del acceso a una vivienda en la urbanización de Valdelagua, en Budia, donde reside una persona a la que ayer la Guardia Civil ya suministró víveres y a quien hoy se le ofrecerá la posibilidad de abandonar la vivienda hasta que las condiciones meteorológicas mejoren.

Posteriormente, la máquina quitanieves trabajará en la urbanización de Peña Rubia, también en Budia, donde actualmente se encuentran tres familias también aisladas.

Otra de las máquinas quitanieves de GEACAM se encuentra trabajando desde la mañana del jueves en Fuentelahiguera de Albatages, donde la nieve ha cerrado también el acceso a una urbanización donde permanecen dos familias con menores y personas mayores; está previsto que se les pueda rescatar a lo largo de esta jornada.

Seguidamente esta máquina se desplazará a reforzar los trabajos en Budia, donde se requiere más maquinaria ante la acumulación de nieve existente.

Otros trabajos de GEACAM

Junto a estos operativos especiales, GEACAM continúa con las tareas de limpieza en los accesos de colegios e institutos de la provincia, así como de algunos centros sociosanitarios que han solicitado se les despejen sus entradas. Al tiempo, varias cuadrillas de la empresa pública se encuentran también trabajando en numerosos municipios atendiendo avisos de Ayuntamientos para colaborar en la normalización de la situación generada por la borrasca Filomena.

Estas actuaciones se han valorado esta mañana en la reunión del Centro de Análisis y Seguimiento Provincial (CASP), en la que se ha hecho un análisis de la situación de las carreteras, prácticamente normalizada en toda la red de la provincia. Tanto la red estatal, como la provincial se mantiene totalmente abierta al tráfico, si bien se pide que se extreme la prudencia al volante por la presencia de placas de hielo. En este momento, únicamente permanece cerrado al tráfico el tramo de la CM-1005 entre el kilómetro 8 y el límite con la provincia de Soria.

Problemas con la telefonía

En la mañana de hoy no se registran incidencias en el suministro eléctrico en ningún punto de la provincia, si bien se siguen produciendo intermitentemente problemas con la red de telefonía móvil, principalmente en la comarca de Molina de Aragón, donde también se están produciendo numerosos incidentes en la red de abastecimiento de agua potable tras la rotura de tuberías ocasionadas por las fuertes heladas.

Molina ha vuelto a registrar esta noche temperaturas extremas, cercanas a los 22 grados bajo cero y la previsión es que la situación se mantenga aún con temperaturas muy bajas en los próximos días.